Una niña rusa de 13 años inventa una nave que podría llegar a otras galaxias más rápido

Pueden viajar 500 personas en su interior


Una niña rusa de 13 años, Ekaterina Trúsheva, ha presentado un proyecto de nave espacial capaz de llegar a otras galaxias en 42 años, un hito bastante reseñable ya que los aparatos que existen actualmente tardarían unos 50.000. Además, unas 500 personas podrían viajar en su interior.

Trúsheva decidió crear esta nave al conocer que, algún día, el Sol moriría y la Tierra sería engullida. Según ha explicado, esta nave podría salvar a los habitantes de la Tierra (el mismo nombre con el que ha bautizado al vehículo) que podrían viajar a otros mundos donde poder establecerse de nuevo.

El Instituto Internacional de Educación Espacial de Alemania ha escogido a la niña para participar con su equipo en la competición de construcción de vehículo para la exploración humana de la NASA.

Según el proyecto presentado por la joven, la nave será construida en la órbita terrestre y no tendrá fuente de energía para reducir la masa y aumentar la velocidad. Como combustible usará el medio ambiente interestelar, que es en un 70 % hidrógeno. Este hidrógeno sería captado por un embudo magnético, después se comprimiría y finalmente se calentaría por reacción termonuclear.

Después, el combustible se aceleraría y se lanzaría de nuevo al espacio interestelar, proporcionando de esta manera la velocidad necesaria para poder viajar entre galaxias. La nave también contendría un propulsor de uniflujo termonuclear y un propulsor de uniflujo fotónico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
70 votos

Una niña rusa de 13 años inventa una nave que podría llegar a otras galaxias más rápido