El papa reconoce que cuando entró en el seminario una chica «le volvió loco» durante una semana

EFE

SOCIEDAD

El diario italiano «Corriere della Sera» y el argentino «La Nación» publican este miércoles una larga entrevista al cabeza visible de la Iglesia católica

05 mar 2014 . Actualizado a las 13:22 h.

El papa Francisco se ha «desnudado» para el diario italiano Corriere della Sera y en el argentino La Nación en una larga entrevista en la que el cabeza visible de la Iglesia católica reconoce que le parece «ofensivo» que se le defina como un «Superman» o una «estrella». Se considera una persona normal, que ríe, llora y tiene amigos; revela que, en su afán por ayudar a los más necesitados, habla cada mes con una viuda de 80 años y asegura que le gusta «estar entre la gente, junto con los que sufren, e ir a las parroquias».

El pontífice argentino rechaza todas las «interpretaciones ideológicas y mitológicas» que se han hecho de su figura. «Dicen que salgo por las noches del Vaticano para dar de comer a las personas sin hogar, pero no se me ha pasado nunca por la cabeza. Pintar al papa como una especie de Superman, una especie de estrella, me parece ofensivo. El papa es una persona normal», zanja.

Asegura que no se siente solo «porque está acompañado y aconsejado», pero destaca que cuando hay que firmar algo o decidir alguna cosa entonces sí que se siente con «todo el sentido de la responsabilidad». El que fuera arzobispo de Buenos Aires hasta el pasado 13 de marzo afirma que no siente «nostalgia» de su Argentina, aunque sí le gustaría ver a su hermana que está enferma y es la última de los cinco hermanos. Sabe, sin emabargo, que «esto no justifica un viaje» a su país natal. Por ello, confirma que no regresará antes del 2016 a América Latina, porque ya ha estado en Río y ahora tiene que ir a Tierra Santa. Sus próximos viajes serán a Asia y después a África. Sobre el famoso pasaporte argentino, Francisco se limita a explicar que lo renovó simplemente «porque caducaba».