Los trabajadores de Canal Nou acuden a Bruselas en busca de «justicia»

Una representación del Comité de empresa ha solicitado que se exija responsabilidades a los exdirectivos del ente público


Una representación del Comité de empresa de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) ha pedido este miércoles en Bruselas que se haga «justicia» y se exija responsabilidades a los exdirectivos de la empresa pública, por el cierre de la televisión autonómica.

Los representantes de los trabajadores de la RTVV se han reunido con eurodiputados de distintos grupos políticos de la Eurocámara para exponerles los motivos que han llevado al cierre de la empresa y el impacto de la decisión para la población de la Comunidad Valenciana.

«Hemos venido a Bruselas a pedir justicia, una justicia que no se nos está dando», explicó en rueda de prensa Frederic Ferri, miembro del Comité de Empresa.

«Queremos que salgan los responsables», subrayó Ferri, que añadió que Bruselas ha sido «el siguiente paso» al que los trabajadores han decidido recurrir, ante la sensación -dijeron- de estar siendo ignorados en la Comunidad Valenciana.

El cierre de RTVV llegó al Parlamento Europeo el pasado enero, a través de una denuncia presentada por el grupo de los Verdes ante la Comisión de Peticiones de la Eurocámara.

En ese contexto, los representantes del Comité de Empresa de RTVV se reunieron este miércoles con la vicepresidenta de la Comisión de Peticiones, la griega Chrysoula Paliadeli, quien se mostró «muy receptiva» a los temas planteados, explicaron.

La europarlamentaria, que conoce bien el cierre de la televisión pública griega, animó a los valencianos a «buscar sensibilidades parecidas» entre los eurodiputados de los distintos grupos políticos.

Por su parte, el eurodiputado vasco de Los Verdes, Iñaki Irazabalbeitia, señaló que Paliadeli se ha comprometido a apoyar que la petición «salga adelante», e incluso ha mencionado la posibilidad de intentar una tramitación de urgencia para que el asunto pueda ser tratado el próximo abril, antes del final de la legislatura.

No obstante, el diputado reconoció que es más probable que no se llegue a esa fecha y que el tema sea transferido a la Eurocámara que se constituirá tras las elecciones europeas de mayo próximo.

La segunda vía a la que Irazabalbeitia y otros eurodiputados han recurrido para que la UE examine el caso de RTVV es la de la Comisión Europea (CE), a la que han dirigido distintas preguntas parlamentarias que todavía no tienen respuesta.

«Sabemos que la CE en asuntos de derechos lingüísticos no es nada receptiva (...) y que todos estos temas los suele ventilar con la consabida frase de que no es competencia de la Unión», dijo Irazabalbeitia, quien se mostró en desacuerdo con esa idea.

El diputado consideró que lo ocurrido con Canal 9 «ha sido una decisión política, no técnica, disfrazada de económica, con el único objetivo de privatizar los servicios de radiotelevisión públicos».

Por ello, señaló «hay que hacer un trabajo político, aunque evidentemente apoyarse en vías jurídicas» y convencer al resto de parlamentarios «de que la decisión del cierre es un escándalo» y que va en contra de principios fundamentales de la Unión, como la democracia, la pluralidad y el derecho a la información.

Los representantes del comité de empresa de RTVV se reunieron también con los eurodiputados Ramon Tremosa (CiU), Willy Meyer (Izquierda Unida), Izaskun Bilbao (PNV) y con los socialistas Andrés Perelló, Vicent Garcés, Josefa Andrés y María Badia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los trabajadores de Canal Nou acuden a Bruselas en busca de «justicia»