El auténtico verso suelto del PP

Sara Carreira Piñeiro
sara carreira REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Celia Villalobos contra el partido en asuntos sociales, y ya ha pagado varias multas

14 feb 2014 . Actualizado a las 11:11 h.

Celia Villalobos (Málaga, 1949) tendrá que pagar pronto una multa por votar ayer en contra de lo que dicta su partido en el Congreso por la cuestión del aborto. Serán 500 euros, pero seguramente a ella no le importará. No solo porque en casa no tienen aprietos económicos -además de sus ingresos están los de su marido, Pedro Arriola, asesor de Rajoy, cuya empresa factura casi un millón de euros anuales al partido- sino porque ya debe estar acostumbrada.

Desde que en 1982 esta funcionaria malagueña de formación algo difusa -alguna vez afirmó haber terminado Derecho, extremo que retiró en otras ocasiones- accediese a la política, sus actuaciones fuera de la norma son una constante. En 1997 se opuso a su partido y se posicionó a favor de la regulación de las parejas de hecho; se ausentó del Congreso cuando el PP votó contra de la ley del aborto socialista; y fue sancionada en el 2005 por votar a favor de las bodas gais, y también en el 2013, por no votar en contra de la moción del PSOE en la que se pedía la retirada de esta ley Gallardón.

Villalobos Talero -se queja de que las diputadas no tienen segundo apellido, no así los diputados- despierta pasiones a partes iguales: hay quien la considera la Belén Esteban del hemiciclo y otros la ven como la gran socialdemócrata del PP.