Núñez Feijoo teme que las gallegas vuelvan a abortar en Portugal

Aboga por una ley «adecuada al contexto europeo en el que está España»

<span lang= es-es >Pontevedra, por el aborto libre</span>. El Gobierno municipal de Pontevedra, formado por BNG y PSOE, colgó una pancarta a favor del aborto libre, como recoge la ley del 2010
Pontevedra, por el aborto libre. El Gobierno municipal de Pontevedra, formado por BNG y PSOE, colgó una pancarta a favor del aborto libre, como recoge la ley del 2010

Redacción / La Voz

«A mí no me gustaría que haya personas en España que crucen una frontera para realizar actos que en mi país no se admiten, lo cual no significa, como es natural, que yo tenga que asumir la legislación del aborto portuguesa». Así explicaba ayer Alberto Núñez Feijoo la complejidad de la nueva legislación española del aborto en un contexto europeo. El presidente de la Xunta habló del asunto en el espacio Las mañanas, de Radio Nacional, donde quiso dejar claro que «el aborto es un fracaso sin paliativos», pero en tanto «ciudadanos de la Unión Europea eso nos exige, de la misma manera que hay directivas europeas de obligado cumplimiento en asuntos de mucha menor importancia, que la legislación española se adecúe al contexto europeo en el que está».

Ante la pregunta del director del espacio, Alfredo Menéndez, de si sabía que alguna mujer estuviese decidida a cruzar a Portugal en el futuro para abortar, Feijoo matizó: «Antes de 1985 esto se producía, y entiendo que no podemos tener la seguridad de que no volverá a producirse si hacemos una legislación muy estricta, y el aborto tiene que tener una serie de garantías terapéuticas y sanitarias».

Insistió el presidente de la Xunta en que el aborto es la peor opción, pero «una cosa es que sea un fracaso y otra es que se incluya en un Código Penal».

No se trata, recalcó, de una cuestión personal: «Mi opinión -comentó- no tiene relevancia». Para él, «lo que procede es legislar para el conjunto de los españoles, hayan votado o no hayan votado al Partido Popular, y que esa legislación tenga una cierta vocación de permanencia», recordando que en la normativa de 1985 sí se había «alcanzado un consenso, explícito o tácito» en la sociedad española, y entendiendo que esa es la línea, «sobre un consenso sociológico», refrendada por el Tribunal Constitucional.

Núñez Feijoo no dudó en hablar del aborto, a pesar de la orden de Mariano Rajoy a sus barones para que no revolviesen más las aguas: «[desde el partido] nos hemos manifestado con la libertad que creo merece la pena en asuntos de gravedad», y este sin duda lo es. «Si en cualquier familia hay una discusión sobre el aborto», es lógico que en la sociedad española en su conjunto también haya diferencia de opiniones, de ahí el interés de Feijoo de llegar a un punto medio que todas las partes pueden aceptar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Núñez Feijoo teme que las gallegas vuelvan a abortar en Portugal