El sorteo del Euromillones deja 65 millones en Noia

La suerte continúa cayendo en Galicia tras la lluvia de millones de la Lotería del Niño


Noia / La Voz

Quinielas millonarias, el Gordo de la lotería de Navidad y suculentos premios de la ONCE hicieron de la comarca coruñesa de Barbanza un área tocada por la diosa fortuna. Pero todo eso quedó eclipsado ayer tras el sorteo del Euromillones. El juego de azar dejó más de 65 millones de euros a un afortunado cliente de la administración de lotería que regenta María José Petisco en la calle Montero Ríos, en Noia.

La mareante cifra pertenece a uno de los dos acertantes de primera categoría registrados en toda Europa. Uno está localizado en Francia y el otro, en Noia. El que seguramente será uno de los vecinos más envidiados de la localidad tiene en su poder un boleto con la combinación ganadora, siete dígitos que posiblemente no olvidará jamás: 2, 20, 27, 33, 45, con las estrellas 6 y 10. Estos números valen más de 65 millones que alguien se embolsará por una apuesta de apenas 20 euros. Y aún podría ganar otro premio dado que selló una papeleta semanal que también participará en el sorteo del viernes.

La identidad del afortunado era una incógnita al cierre de esta edición, y la única pista es que el boleto premiado se realizó manualmente, no en la máquina. Así que, por el momento, el mejor testimonio sobre qué se siente cuando se da un premio de 65.138.886 euros es el de la titular de la administración.

María José Petisco Abeijón estaba eufórica minutos después de conocer que el boleto ganador había salido de su establecimiento. Recibió la llamada poco antes de las once de la noche de ayer y todavía no daba crédito a lo que había sucedido: «Moitas veces teño dito na casa que a ver se me chamaban de A Coruña para dicirme que dera un premio grande e mira...».

Lo cierto es que no es para menos, ya que el premio es el más grande de los que han caído en la provincia: «Estou nunha nube. Sempre estás buscando dar un premio así, e parece que lle custaba saír... Estou contentísima, estou nunha nube. O máis grande era un de 40 millóns que tocou en Zas, pero este supérao con creces. Non sei se poderei durmir».

Y eso que no es la primera vez que de su administración sale un buen puñado de millones. De hecho, poco después de empezar a trabajar, hace ya cerca de 25 años, repartió un galardón de 240 millones de pesetas: «Fora dos máis grandes que houbera ata o momento». Cuenta que después de eso repartió suerte en otras ocasiones, cantidades importantes que, al lado de la de ayer, parecen poca cosa: «Teño dado un premio de cinco millóns, 300.000 euros... Pero sempre esperas dar a campanada». Además, para María, la lluvia de millones llegó en el mejor momento posible, sobre todo por sus clientes: «Sempre queres dar un premio así, e nesta época, na que as cousas están como están e a xente está máis seria, é moito mellor».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
62 votos

El sorteo del Euromillones deja 65 millones en Noia