El PSOE pide el sufragio secreto en el Congreso

El Partido Popular asegura que «no va a haber fisuras»


Los dirigentes nacionales del PP no se cansan de apelar a la unidad de voto sobre la reforma de la ley del aborto, pero son incapaces de frenar una disidencia de baja intensidad. Los últimos en sumarse a las críticas son los andaluces, por medio de su vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana Corredera, para quien es normal que haya «opiniones divergentes» en asuntos como este y pide libertad de voto; o el presidente de la Diputación y del PP en Zamora, Fernando Martínez Maíllo, que pide «respeto» para los que no están a favor de esta nueva ley.

Frente a esto, el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, aseguraba que «este es un tema que suscita mucha sensibilidad, pero no va a haber fisuras en el grupo parlamentario. Los diputados del PP siempre ejercen libremente, pero en coherencia con lo que han defendido en el programa electoral». Y el portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ve lógicas las discrepancias, pero ha recordado que diputados y senadores «están obligados a defender» el programa electoral con el que se han presentado y que recoge la reforma.

Por si acaso, los socialistas proponen el voto secreto, no tanto con la esperanza de ganar la votación -es decir, rechazar la ley- sino para poner de manifiesto las discrepancias populares. En parelelo, el equipo de Soraya Rodríguez presentó una iniciativa para retirar la norma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El PSOE pide el sufragio secreto en el Congreso