El año del papa Francisco

La Voz

SOCIEDAD

Jorge Mario Bergoglio lleva el buen camino para convertirse en uno de los papas más populares de la historia

11 dic 2013 . Actualizado a las 21:21 h.

El nuevo Papa tan solo ha precisado nueve meses para dar un giro radical a las estructuras eclesiásticas y para convertirse en una de las figuras más importantes del 2013. O por lo menos eso es lo que piensan los responsables de la revista Time, quienes le han nombrado persona del año destacando sus esfuerzos por modernizar a la tan tradicional congregación.

Nueve meses en los que el papa Francisco ha ido sumando acciones y declaraciones que le han hecho ganarse a pulso el reconocimiento de la famosa publicación americana. Y lo cierto es que los grandes hitos del nuevo papa comenzaron ya desde el primer momento en el que la fumata blanca situaba al argentino Jorge Mario Bergoglio en el centro de la actualidad.

Elección sorpresa

Ninguna de las quinielas realizadas en los días previos a la elección del nuevo papa incluían a Jorge Mario Bergoglio entre los posibles aspirantes a convertirse en la máxima figura de la Iglesia Católica. Su avanzada edad y su frágil estado de salud no jugaban a su favor y los expertos en temas del Vaticano habían pronosticado que el nuevo papa debía ser un candidato fuerte, con buena salud, capaz de hacer frente a los retos que le esperaran a la Iglesia en los próximos años. Pero lo que muchos expertos no sabían es que la verdadera fuerza del nuevo papa residía en su interior. Con una personalidad enérgica, y con un carácter y valor determinantes, el papa Francisco acabó por demostrar que su llegada no iba a pasar desapercibida para nadie.