Uruguay previene contra la marihuana antes de legalizarla

El Senado votará el martes el proyecto que regula su comercialización

agencias

El Gobierno uruguayo ha lanzado un plan contra el consumo de alcohol y marihuana apenas cuatro días antes de que el Senado vote una ley que legalizará la compraventa y el cultivo de la droga en el país, una circunstancia definida por el Ejecutivo como «absolutamente coherente». La campaña Todo consumo de drogas tiene riesgos, centrada en la difusión de información y en la prevención del uso problemático de sustancias, fue presentada el viernes por el presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND), Diego Cánepa, organismo que también impulsa el plan para legalizar la marihuana.

Según Cánepa, la estrategia de lucha contra las adicciones desarrollada por el Gobierno sudamericano busca atacar las drogas más consumidas por los uruguayos, en este caso «la marihuana y el alcohol junto con el tabaco». En ese sentido, apuntó a la coherencia de la iniciativa que busca convertir a Uruguay en el primer país del mundo con la compraventa y el cultivo de la marihuana legal con la denuncia de los peligros de esta sustancia.

«La política de restricción estricta que se va a aplicar al alcohol es la misma que para la marihuana. Solo cambia el punto de partida: en el caso del alcohol se pasa de la liberalización a la restricción, mientras que con el cannabis se parte de la prohibición para llegar a la regulación estricta», ilustró.

Cánepa matizó que esta estrategia sobre drogas «es válida para el país en este momento, pero Uruguay no pretende ser un ejemplo para el mundo».

Por su parte, el secretario general de la JND, Julio Calzada, indicó que la idea del Gobierno es promover el enfoque de «una nueva relación con las drogas, basada en un uso responsable y consciente de los riesgos y eventuales daños del consumo».

Mayoría parlamentaria

El proyecto de regulación de la marihuana, impulsado por el Gobierno de José Mujica, ya fue aprobado por la Cámara de Diputados y por la Comisión del Salud del Senado que lo sometió a examen. El próximo martes se votará en el pleno del Senado, donde se da por hecho su aprobación gracias a la mayoría parlamentaria del partido oficialista Frente Amplio.

La ley establece la creación de un ente estatal regulador que se encargará de emitir licencias y controlar la producción y la distribución de la droga. Los consumidores previamente registrados podrán comprar marihuana en farmacias especialmente habilitadas, hasta un máximo de 40 gramos por mes, o cultivar en casa hasta seis plantas que produzcan no más de 480 gramos por cosecha.

Uruguay, por otra parte, tiene desde el 2008 unas de las leyes más duras del mundo contra el consumo de tabaco, que incluye la prohibición de fumar en todo lugar público, la publicidad de cualquier producto de tabaco y la presencia de fotos y anuncios alusivos a lo pernicioso del producto que ocupan el 80 % del espacio de las cajetillas.

Junto a lo anterior, el Parlamento uruguayo tramita una normativa, promovida también desde el Gobierno, para «minimizar los daños» del consumo excesivo de alcohol, con la que se pretende prohibir las barras libres y las «horas felices» en bares y discotecas.

480 gramos

Hasta seis plantas

La nueva ley establece que los consumidores previamente registrados podrán cultivar en casa hasta seis plantas de «cannabis sativa» o cáñamo, que produzcan no más de 480 gramos por cosecha. También podrán comprarla en farmacias especialmente habilitadas, hasta 40 gramos por mes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Uruguay previene contra la marihuana antes de legalizarla