Implantarse joyas en el ojo es la nueva moda en Estados Unidos

La Academia Americana de Oftalmología alerta de que estas intervenciones pueden causar infecciones, sangrado y conjuntivitis

xxl

Decía Marilyn Monroe que un diamante es el mejor amigo de la mujer, y parece que la nueva moda no es llevarlo en la mano, si no en el ojo. O así lo cree el doctor Emily Chynn, cuya clínica en Nueva York ha comenzado a implantar quirúrgicamente piezas de joyería en el interior del ojo.

Por unos 3.000 dólares, el doctor de Manhattan utiliza una técnica novedosa que permite, a través de un láser, realizar una abertura en la membrana delgada que cubre la parte blanca del ojo y deslizar una pequeña pieza de joyería en el interior. «La hendidura es tan pequeña, que ni siquiera necesitó puntos de sutura», explicaba el médico en Abc news.

Lucy Luckayanko, una joven rusa de 25 años, ha sido la primera valiente que se ha atrevido a realizarse esta peculiar operación en el escaparate de la clínica de Chynn. La joven, residente en EE.UU., quien se ha convertido en la mejor publicidad del doctor americano, aseguró que los primeros días notaba algo extraño en su ojo, pero que con el paso del tiempo acabó por acostumbrarse.

Ante el enorme revuelo generado, la Academia Americana de Oftalmología ya ha advertido a los consumidores los enormes riesgos que esta extraña moda puede traer consigo: «no hemos identificado pruebas suficientes que nos permitan asegurar la seguridad o el valor terapéutico de este procedimiento». Las consecuencias pueden ser terribles, alertan los oftalmólogos americanos: ceguera, sangrado, perforación del ojo y conjuntivitis son solo algunos de ellos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Implantarse joyas en el ojo es la nueva moda en Estados Unidos