El aumento del nivel del mar provocará más fenómenos climáticos extremos

Un informe de la Organización Meteorológica Mundial establece el 2013 como el séptimo año más cálido desde que comenzaron los registros en 1850


Madrid

Este año es el séptimo más cálido desde que comenzaron los registros modernos en 1850, según un informe hecho público por la Organización Meteorológica Mundial (OMM, por sus siglas en inglés) en el marco de la Cumbre de la ONU sobre el Clima, que se celebra en Varsovia entre los días 11 y 22 de noviembre.

La Declaración anual provisional de la OMM sobre el estado del clima mundial de 2013 añade que, aunque la actividad ciclónica tropical global se sitúa en la media, es superior en el Pacífico Norte, con especial alusión al tifón Haiyan, que acaba de dejar miles de víctimas mortales y cuantiosos daños en Filipinas.

En cuanto a las temperaturas, los primeros nueve meses de 2013 -de enero a septiembre- empatan con 2003 como el séptimo más cálido en este período de la historia, con 0,48 grados centígrados, lo que supone temperaturas superiores a las registradas entre 1961 y 1990.

Así, la OMM detalla que la mayoría de las áreas terrestres del mundo tuvieron temperaturas superiores a la media, sobre todo en Australia, en la zona septentrional de América del Norte, noreste de América del Sur, norte de África y gran parte de Eurasia, mientras que las zonas más frías se sitúan en la parte central de América del Sur, la costa oeste del océano Pacífico cerca de Ecuador, una pequeña parte de Rusia y el noreste de Asia.

El documento añade que ni el fenómeno atmosférico de La Niña, ni el de El Niño estuvieron presentes durante estos primeros nueve meses de 2013 y no se espera que aparezcan en lo que queda de año, y subraya que ambos fenómenos son «un importante motor» del clima. En este punto, hace alusión a 2010 y 1998, cuando se vivieron episodios de El Niño y se sitúan entre los más calurosos desde que se tienen registros.

«En lo que va de año, las temperaturas son similares a las que se registraron durante 2001-2010, que fue la década más cálida de la historia», según ha explicado el secretario general de la OMM, Michel Jarraud. «Todos los años más cálidos han sido desde 1998 y este año, una vez más, continúa la tendencia subyacente», ha precisado.

Jarraud ha añadido que «las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero alcanzaron un nuevo récord en 2012, y se espera que alcancen los niveles sin precedentes de nuevo en 2013» por lo que ha vaticinado «un futuro más cálido».

En cuanto a las precipitaciones por regiones, la OMM indica que fueron extremas en Alemania, Polonia, Austria y Suiza, por las inundaciones provocadas por los ríos Elba y Danubio, las mayores desde 1950. Sin embargo, la sequía afectó Brasil y gran parte de América del Sur, donde se registró uno de los mayores déficits de lluvia desde 1979.

La organización también cita como fenómenos extremos de este año las olas de calor récord vividas en Australia, el agosto más caluroso desde que se tienen registros vivido en China o las inundaciones de Sudán y Europa, entre otras.

Más tifones en el Pacífico por el aumento del nivel del mar

Además, la OMM alerta de una tendencia a los climas extremos y un agravamiento del impacto de las tormentas, como el tifón Haiyan en Filipinas, debido al aumento en la subida del nivel del mar. Precisamente este tifón ha dejado cerca de 2.500 víctimas mortales, según el presidente filipino Benigno Aquino.

La OMM señala que ciclones tropicales como Haiyan no pueden ser directamente atribuidos a los efectos del cambio climático y advierte de que «los niveles superiores del mar están haciendo ya a las poblaciones costeras más vulnerables a las tormentas» lo que origina «consecuencias trágicas» como las vividas en Filipinas, según Jarraud.

En este punto, la declaración provisional de la OMM confirma que el nivel del mar mundial alcanzó un nuevo máximo histórico, al aumentar alrededor de 3,2 milímetros por año desde 1993, por lo que se duplica la tendencia observada durante el siglo pasado, de 1,6 milímetros por año.

El secretario general de la OMM ha alertado de que «el nivel del mar seguirá aumentando debido a los cascotes de hielo y glaciares de fusión». «Más del 90% del exceso de calor que se está generando a partir de gas de efecto invernadero es absorbido por los océanos, que por lo tanto se seguirá calentando», ha indicado.

Además, a principios de noviembre de 2013, la actividad ciclónica tropical global de 2013 se acerca a la media de 89 tormentas registrada entre 1981 y 2010, con un total de 86 tormentas en el año hasta la fecha, con una velocidad del viento igual o superior a 63 kilómetros por hora (km/h).

En cualquier caso, la actividad fue mayor tanto en el Pacífico Norte Oriental, donde hubo un total de 17 tormentas, ocho de los cuales tuvieron categoría de huracán y uno de ellos -Raymond- se convirtió en «huracán mayor»; como en el Pacífico Norte occidental, donde se registraron 30 tormentas, incluidos 13 tifones, por encima del promedio de 1981-2010, que fue de 26 tormentas.

En cuanto al hielo marino del Ártico, la OMM señala que se recuperó ligeramente en 2012, aunque este 2013 aún se encuentra en los niveles más bajos de su historia. El Ártico alcanzó su punto más bajo del hielo marino en su ciclo anual el 13 de septiembre, con 5,10 millones de kilómetros cuadrados, el sexto más pequeño de la historia.

Mientras, por segundo año consecutivo, la extensión del hielo del mar Antártico alcanzó un máximo récord de 19,47 millones kilómetros cuadrados el pasado mes de septiembre, según NSIDC. Se trata de unos 30.000 kilómetros más que el récord anterior establecido en 2012, y es un 2,6 por ciento superior a la media de 1981-2010.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El aumento del nivel del mar provocará más fenómenos climáticos extremos