La Generalitat valenciana cierra la televisión autonómica tras tumbar la Justicia el ERE

El Tribunal Superior de Valencia obligaba a readmitir a un millar de trabajadores despedidos

De la esperanza a la decepción Los trabajadores de Canal 9 recibieron una buena noticia por la mañana y la peor a última hora de la tarde
Agencias
Redacción

El Gobierno de la Comunidad de Valencia que preside Alberto Fabra ha decidido cerrar Canal 9, la televisión pública autonómica. La razón es el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Valencia que anula el ERE y obliga al canal autonómico a readmitir al millar de trabajadores despedidos. La reincoporación de los empleados tendría un coste de unos 72 millones de euros, una cifra que la Generalitat valenciana considera inasumible.

En un comunicado, el Consell asegura que tras esta decisión judicial solo queda una vía: «lamentablemente, proceder a la supresión del servicio público de la radio y la televisión de ámbito autonómico». El Gobierno valenciano explica que la televisión autonómica acumula una deuda de 1.000 millones de euros y que, en este escenario, había dos vías: redimensionar la empresa o cerrar la televisión autonómica.

El Ejecutivo de Alberto Fabra asegura que su intención era mantener Canal Nou en funcionamiento, y que por eso optó por plantear un ERE. Una vez que el Tribunal Superior de Valencia ha anulado el ERE, el Gobierno explica que solo puede proceder a cerrar el ente ya que la readmisión del millar de trabajadores despedidos elevaría la plantilla a 1.700 personas, lo que supondría un coste total de 72 millones de euros. A ello, habría que sumar los gastos derivados del funcionamiento del canal de televisión.

«La peor noticia»

El presentador de Canal Nou 24 Frederic Ferri ha sido el encargado de anunciar en el informativo del canal autonómico el cierre. «La peor noticia, sin duda una mala noticia para toda la sociedad valenciana», ha subrayado. Sobre las 19.40 horas, el periodista se ha hecho eco del comunicado distribuido esta tarde por la Generalitat Valenciana. Ferri ha concluido el boletín con la información sobre el cierre de la televisión, «la peor noticia» que se podía conocer, «el cierre de esta casa», ha dicho. Ha citado seguidamente algunos de los argumentos que esgrime en su nota de prensa el Ejecutivo autonómico para cesar las emisiones, como la «inviabilidad» de echar atrás el ERE y la «deuda millonaria» que se ha ido acumulando en los últimos años. «Es sin duda- ha proseguido-- una mala noticia para la sociedad valenciana y para todos los valencianos».

El informativo nocturno de Nou ha abierto con la noticia del cierre de Radio Televisión Valenciana, que ha leído la presentadora, Amalia Sebastián, quien estaba acompañada por trabajadores de la plantilla que rodeaban el plató, de pie y con los brazos cruzados. El informativo ha empezado puntual, a las 20.30 horas, con un plano general del plató. Luego la presentadora ha comenzado su intervención diciendo que hoy es un día triste para los trabajadores de la sociedad pública al anunciarse el cierre de RTVV, hecho público por el Gobierno valenciano «en un comunicado», ha resaltado.

Seguidamente, se ha podido ver un vídeo con imágenes de los platós de la televisión, de la radio, de las mesas de mezcla de sonido, de algunos trabajadores y del juicio seguido en el tribunal valenciano, mientras en voz en off se iba leyendo el comunicado del Consell y explicando la resolución judicial por la que se ha acordado la nulidad del ERE.

El Comité de Empresa de Radio Televisión Valenciana ha rechazado el cierre de los canales públicos anunciado por la Generalitat y ha aseverado que la primera obligación del Gobierno valenciano es «cumplir el Estatuto de Autonomía» por lo que se ha ofrecido a buscar soluciones para mantener una televisión y radio «que hablan en valenciano».

Críticas de la oposición

El cierre de la televisión pública valenciana ha generado también muchas críticas entre los grupos de la oposición. El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, cree que el cierre de Canal Nou, tras 24 años de existencia, representa la «puntilla definitiva» del «gobierno liquidador» del presidente Fabra.«Es dar cumplimiento a las órdenes de Montoro», ha apostillado. Por su parte, el portavoz adjunto de EUPV en las Cortes, Ignacio Blanco, ha calificado la decisión como «una cacicada propia otros tiempos» y entiende que es «anticonstitucional porque supone privarnos a los valencianos y a las valencianas de la posibilidad de disfrutar de medios de comunicación en nuestra lengua propia».

El portavoz de Compromís en las Corts Valencianes, Enric Morera, ha criticado que se ha llegado a la actual situación en Canal Nou «por la incompetencia pública, sobrada y manifiesta del PP, de los peores gobernantes que ha tenido el País Valenciano en toda su historia». Desde UPyD han subrayado que la nulidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) «demuestra que el Consell ha actuado de manera indolente y chapucera» y consideran que «echar el cierre tras más de 24 años de emisiones es una claudicación ante uno de símbolos del servicio público, una televisión y una radio autonómicas que ofrecían una programación tanto en valenciano como en castellano, pero que el PP no supo dimensionar correctamente hace dos décadas».

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, ha lamentado el anuncio de cierre de la Radiotelevisión Valenciana y ha considerado que es una «decisión lamentable» porque «podría crear precedente para otras comunidades autónomas». «Es una pérdida tremenda para la ciudadanía de Valencia y para el mundo periodístico porque era un medio de referencia en su comunidad», ha asegurado González en declaraciones a la agencia Efe, y ha añadido que los valencianos han pagado «un precio muy elevado por este medio y ahora se les priva de él».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

La Generalitat valenciana cierra la televisión autonómica tras tumbar la Justicia el ERE