El «Camaïs» emprende otra aventura en Laxe

El yate llegó a las costas gallegas desde Estados Unidos

El yate llegó a las costas gallegas desde EE.?UU.
El yate llegó a las costas gallegas desde EE.?UU.

Carballo / La Voz

El Camaïs es un hermoso velero de dos palos y 13,5 metros de eslora que llegó la noche del martes al puerto de Laxe después de cruzar el Atlántico a la deriva. Lo trajo a remolque el Caprichosa Dos. Su patrón, Sergio Dios, aseguró que el yate se había ido acercando al pesquero, pero Salvamento Marítimo sostiene que primero fue avistado por otro buque. Dios Souto parece aficionado a los rescates. Ya participó en junio del 2011 en el del Searing, un caso que dio la vuelta a Europa por las grandes exigencias económicas de los pescadores, que mantuvieron al dueño de la embarcación retenido en Laxe durante diez meses.

Por si la casualidad fuera poca, la historia del Camaïs es, cuando menos rocambolesca. Se trata del yate que su propietario, Didier Quoinchon, alquilaba a marineros aficionados que querían saborear el riesgo de las travesías oceánicas.

El negocio se acabó en junio en la zona SAR (área de salvamento y rescate) de los Estados Unidos. Los tripulantes acabaron en Puerto Rico, pero, por alguna razón, el velero quedó a la deriva. Didier Quoinchon, que reside en una localidad próxima a París, no quiso explicar ayer lo que había ocurrido hace cuatro meses. Adelantó que se trataba de una historia interesante y que él decidiría lo que iba a hacer con ella. También había sido ya informado de que el Camaïs estaba sano y salvo en el puerto de Laxe y anunció que viajaría a Galicia para recogerlo.

También reconoció que estaba en negociaciones para recuperar el velero y que todavía desconocía cuánto dinero le iba a costar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

El «Camaïs» emprende otra aventura en Laxe