Mantas y cubos de agua para salvar a los cetáceos


Cundo, Mónica y su hija, Irma, fueron los primeros en llegar a la playa, pasadas las seis de la mañana, alertados por el llanto de los calderones. «Daquela aínda os cubría a auga», cuentan Elvira Armada, vecina y edila de Mañón, y los carpinteros de O Viso, que aplazaron la jornada para colaborar en el rescate. El vecindario no tardó en movilizarse. Equipados con cubos y tinas arrojaron agua sobre los animales varados en el arenal para tratar de mantenerlos con vida.

Efectivos de la Guardia Civil de Ortigueira, el Seprona de Pontedeume (por la tarde les sustituyó el equipo ortegano) y la Guardia Civil del Mar de Viveiro se sumaron al dispositivo, junto a Protección Civil de Mañón, Ortigueira, As Pontes, Viveiro, Cervo y O Vicedo, y Salvamento Marítimo. Hasta la llegada del personal del Cemma, que dirigió el operativo, con Juan Ignacio Díaz al frente y más de 30 colaboradores. También acudieron técnicos de Conservación da Natureza, de la Xunta.

Mª del Mar desempolvó las mantas de su abuela, la panadera. Pilar y Esther también trajeron cobertores y edredones, que mojaron para cubrir a los cetáceos y proporcionarles humedad. Y Jano, de 9 años, asistió a su mejor clase de Coñecemento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Mantas y cubos de agua para salvar a los cetáceos