Más que nunca, es necesario hablar de la enfermedad


La reducción de las nuevas infecciones por VIH acontece de forma constante desde el año 2001 y se debe fundamentalmente a la importante inversión internacional en la lucha contra el sida que, como se señala en el informe, se encuentra parcialmente estancada. Creo que algunas fundaciones, como las del expresidente de EE.UU. Bill Clinton o la del magnate Billy Gates, también juegan un notable papel en la educación para el conocimiento de la infección y la prevención.

No hay duda de que nos encontramos ante resultados muy favorables y alentadores en la lucha contra la pandemia, pero estos inciden, fundamentalmente, en el tercer mundo: Africa subsahariana y América del Sur. Estos hechos son engañosos en el entorno de los países de alto desarrollo y, por lo tanto, en nuestro medio, en donde, de alguna forma, la infección está aceptablemente controlada, por lo que no disminuye el número de infectados en los últimos años.

En Galicia, desde el año 2004, en el que disponemos de un valioso registro de nuevas infecciones, se verificaron un total de 1.845 nuevos diagnósticos con un promedio de 205 anuales. En la actualidad, mas del 90 % de estas infecciones tienen lugar por vía sexual, en un 80 % en varones que practican sexo con hombres o bien heterosexuales. En la Unidad del Chuac, desde el 2004, hemos diagnosticado 498 pacientes, con una cifra constante por año de 62 nuevos infectados en el último quinquenio. Incidimos en el contagio por vía sexual, que se corresponde con las tres cuartas partes de los mismos, así como en un hecho de notable importancia: los diagnósticos son muy tardíos, hecho que conlleva una importante morbi-mortalidad , así como la rápida aplicación de fármacos muy costosos.

Los datos globales de Onusida para la pandemia no son reales para nuestro entorno, son engañosos. De la misma forma que el disponer de excelentes medicamentos ayuda a banalizar una grave infección, así como a quitarle importancia. La infección por VIH se mantiene constante en nuestro medio, no disminuyendo en ningún momento. Estamos obligados a insistir de forma permanente en la prevención. Más que nunca es necesario hablar de la enfermedad, insistiendo en las medidas para evitar el contagio. Se puede evitar la aparición de nuevos casos. Desde la Consellería de Sanidade se lucha de forma notable para controlar la pandemia, realizando campañas de comunicación, distribuyendo preservativos e inyecciones higiénicas, así como poniendo en marcha las Pruebas de Diagnóstico Rápido al alcance de toda la población. La infección por VIH se puede prevenir, incluso debería disminuir en nuestro medio, para lo cual disponemos de medidas. Todos, sin excepción, deberíamos tenerla siempre presente.

Por J. D. Pedreira Andrade Coordinador de la Unidad de VIH y Hepatitis del Chuac

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Más que nunca, es necesario hablar de la enfermedad