El primero de una gran flota ecológica

El portacontenedores gigante Maersk Triple-E pasará estos días por el corredor de Fisterra

a.l.
redacción / la voz

El buque más grande del mundo, el Maersk Triple-E Mc-Kinney Møller, surca ya los mares y pasará durante estos días por el corredor de Fisterra, camino de su próximo destino, Tánger, donde atracará el jueves. Con 400 metros de largo y capacidad para más de 18.000 contenedores de 6,1 metros, el navío es, por el momento, el único de su clase con capacidad para transportar un número tan alto de mercancía en un solo viaje. Este es el primero de una serie de 20 que la empresa danesa Maersk Line ha encargado a Daewoo Shipbuilding. Está previsto que los diez primeros se terminen entre este año y el 2014, mientras el pedido total no estará finalizado hasta el 2015.

El buque no solo destaca por su tamaño, sino también por su eficiencia. Para empezar, el navío cuenta con un sistema de propulsión twin skeg, formado por dos hélices y dos motores. Dichos motores trabajan a menos revoluciones de lo habitual, lo que conlleva un ahorro de combustible. Además, el barco tiene una velocidad limitada de 23 nudos, dos por debajo de los ejemplos anteriores.

El Triple- E reúne las tres condiciones indispensables para ser merecedor de ese nombre: la economía de escala, la eficiencia energética y el rendimiento ecológico, y es que el portacontenedores consume sobre un 4?% menos de energía que su antecesor, el Emma Maerks.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El primero de una gran flota ecológica