La sanidad les costará a rentistas y extranjeros hasta 157 euros al mes

Solo se aplicará a aquellas personas que vivan de sus rentas y estas sumen más de 100.000 euros. Los que no hayan cumplido 65 años deberán abonar 60 euros


Redacción / La Voz

Las personas de rentas altas y los extranjeros de paso en España tendrán que pagar 60 o 157 euros al mes si quieren aprovecharse del Servicio Nacional de Salud (SNS). La diferencia entre una cuota y otra la marca la edad: menores o mayores de 65 años. Esta es la resolución que tomó ayer el Consejo de Ministros a través de un real decreto, y que complementa la ley aprobada hace algo más de un año y que tantas quejas recogió en su momento por establecer el copago en algunos servicios.

Lo aprobado ayer se va a traducir en convenios y son tres los perfiles que se pueden acoger a los mismos: españoles que no trabajen y que, sin embargo, tengan ingresos superiores a los 100.000 euros al año, es decir, rentistas; europeos que voluntariamente quieran suscribir estos convenios para ser atendidos por el sistema sanitario público español; y nacionales de terceros países que durante su estancia en España quieran formalizar el convenio para ser atendidos por el sistema público.

El convenio incluye una cuota mensual, que varía en función de la edad del asegurado: será de 60 euros mensuales hasta los 65 años y de 157 euros mensuales para mayores de esa edad.

Hay que tener en cuenta que los extranjeros que coticen a la Seguridad Social tendrán derecho a recibir asistencia sanitaria sin tener que pagar nada a mayores. También estarán libres de pagar cualquier cantidad quienes estén incluidos en casos especiales, como las víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual o los solicitantes de asilo en el país.

Farmacovigilancia más ágil

El Consejo de Ministros también aprobó otro proyecto de Real Decreto sanitario, en este caso el que regula la farmacovigilancia de los medicamentos de uso humano, con el que se adapta a la legislación española una directiva comunitaria que tiene por objeto incrementar las garantías de seguridad en el uso de los medicamentos.

Se refuerza la cooperación entre países de la UE en la evaluación y comunicación de los riesgos de los medicamentos a través del nuevo Comité Europeo para la Evaluación de Riesgos.

Con esta norma se posibilita la participación de los ciudadanos en la notificación directa de sospechas de reacciones adversas a medicamentos, a través del Sistema Español de Farmacovigilancia.

Además, se refuerza la vigilancia de los nuevos medicamentos y de aquellos en los que se identifique un potencial problema de seguridad. Estos fármacos llevarán un distintivo (un triángulo invertido) y estarán en un listado público.

Más de 100.000 euros

Las personas que no trabajen y vivan de sus rentas son rentistas, pero solo tendrán que pagar por recibir atención sanitaria pública aquellas que sumen más de 100.000 euros anuales en percepciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

La sanidad les costará a rentistas y extranjeros hasta 157 euros al mes