Sanidad exigirá ser «mujer estéril» para acceder a la reproducción asistida pública

Mato asegura que en un año de copago se han ahorrado 2.000 millones de gasto farmacéutico

Los criterios terapeúticos serán los únicos que se tendrán en cuenta para acceder a la reproducción asistida Cientos de personas protestaban anoche frente al ministerio de sanidad en contra de la exclusión de mujeres solteras o parejas de lesbianas de la reproducción asistida en la sanidad pública. Por su parte, el Ministerio de Sanidad elimina de su propuesta la mención expresa a que estos tratamientos se apliquen sólo a parejas heterosexuales

Ser «mujer estéril» será el requisito determinante para poder acceder a tratamientos de reproducción asistida en el sistema sanitario público, tal y como se ha acordado hoy en el Consejo Interterritorial de Salud, que ha presidido la ministra de Sanidad, Ana Mato.

La inclusión del requisito de esterilidad en la cartera de servicios básica común ha generado el rechazo de algunas comunidades autónomas como Andalucía, el País Vasco, Canarias y Asturias y de las asociaciones de homosexuales al entender que deja fuera de la financiación pública a lesbianas y mujeres sin pareja que pueden ser fértiles pero que necesitan de estos tratamientos para poder ser madres.

Los responsables del Ministerio de Sanidad y los consejeros autonómicos han aprobado la nueva cartera básica del Sistema Nacional de Salud en relación con varios ámbitos, como la reproducción asistida, según la cual, estos tratamientos se financiarán «por motivos terapéuticos o preventivos».

El acuerdo, al que la ministra solo se ha referido al ser preguntada por los periodistas, incluye también como requisitos para recibir esta prestación, además de ser estéril, no tener más de 40 años en el caso de la mujer y de 55 para los hombres.

Mato ha asegurado que con esta medida no se modifica el decreto de 2006 que establecía que la reproducción asistida solo se financiaba públicamente cuando hubiera un diagnóstico de esterilidad o una indicación clínica establecida.

Y ha subrayado que «cualquier mujer que tenga un problema para tener un hijo, apreciado por un médico, tendrá acceso a la financiación pública de la reproducción asistida».

La ministra ha explicado que en el texto de la propuesta se introducía en un principio el término de pareja pero que ha habido un problema de interpretación -«no sé si intencionado o malintencionado», ha dicho-, y que, por ello, se ha sustituido finalmente por personas.

«No ha habido ninguna modificación respecto a lo previsto pero a lo mejor alguna comunidad autónoma lo que pretende es ampliar la cartera de servicios ampliando las prestaciones», ha replicado Mato para contestar a las críticas de algunos consejeros autonómicos, como los de Andalucía, Asturias y País vasco.

El Consejo Interterritorial ha dado también luz verde a los criterios sobre el uso de transporte sanitario no urgente, cuya prescripción se deja en manos del médico o en los órganos de control que establezca cada comunidad.

Además, se han aprobado requisitos comunes para las unidades de cuidados intensivos pediátricas y neonatales, de tal forma que los padres y las madres podrán permanecer con su hijo hospitalizado en ellas las 24 horas del día.

2.000 millones de ahorro farmacéutico en un años de copago

El Ministerio de Sanidad ha ahorrado 1.976 millones de euros en el gasto farmacéutico durante el año que lleva aplicándose el copago. La ministra Ana Mato ha asegurado que desde junio de 2012 se ha producido un descenso medio del gasto mensual en farmacia del 18 por ciento y casi 145 millones de recetas menos.

Habrá pruebas de cáncer de colon, mama y cérvix comunes en toda España

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado hoy una serie de criterios en los cribados de cáncer de colon, mama y cérvix, que serán comunes en toda España.

En cáncer de colon, todos los hombres y mujeres de 50 a 69 años se podrán someter cada dos años a la prueba de detección de sangre oculta en heces para detectar de forma precoz el tumor.

En el cáncer de mama, se realizarán mamografías a todas las mujeres de entre 50 y 69 años, con una revisión bianual, mientras que el cribado de cáncer de cérvix se llevará a cabo en mujeres de 25 a 65 años, con una periodicidad de entre tres y cinco años.

Varias comunidades mantendrán los criterios para los tratamientos de fertilidad

La consejera de Sanidad de Andalucía, María Jesús Montero, ha asegurado hoy que su comunidad, el País Vasco, Canarias y Asturias mantendrán los mismos criterios para las mujeres a la hora de aplicar tratamientos de fertilidad en la sanidad pública.

Tras finalizar el Consejo Interterritorial de Salud y en declaraciones a los periodistas, la consejera, que ya había mostrado su rechazo a la modificación de criterios para acceder a tratamientos de fertilidad, ha agregado que el Ministerio no ha aceptado la propuesta de estas comunidades de incorporar «la realidad social» de algunas mujeres, en referencia a las lesbianas y las mujeres sin pareja, a las técnicas de reproducción asistida.

Ha dicho que el argumento incorporado por el Ministerio es que el sistema sanitario «solo tiene que ser» para recuperar la salud de las personas.

La consejera ha recordado que actualmente se financian por el sistema de salud la anticoncepción, la implantación de dispositivos intrauterinos, la vasectomía o las interrupciones voluntarias del embarazo.

A su juicio, «la intervención de algún que otro consejero hace pensar» que estas técnicas, «en el futuro, podrían ser retiradas de la cartera de servicios».

En su opinión, en los tratamientos de fertilidad, si el criterio es restrictivo y se necesita «un previo diagnóstico de enfermedad» para poder atender, se irá hacia una realidad, en la que las personas que quieran someterse a una u otra técnica que tengan dinero se la pondrán financiar, «con cargo al sector privado».

Por el contrario, ha advertido, las personas que no dispongan de esa financiación no podrán optar a ese tipo de tratamientos y de atención por parte de los servicios públicos.

Montero ha negado que no se hayan producido modificaciones en la cartera de servicios, ya que hasta ahora una mujer soltera podría estar dentro de los criterios de esterilidad primarios, pero al plantearse «que conlleva coito vaginal», quedan excluidas las mujeres solteras y las lesbianas.

Por todo ello, ha mostrado «el rechazo frontal» de Andalucía, territorio que mantendrá los criterios actuales para aplicar las técnicas de reproducción y no habrá otro para negarse que la contraindicación clínica de algún facultativo.

La consejera ha precisado que aún no cuentan con «la redacción última» de las modificaciones, aunque sí saben que se ha cambiado el concepto de pareja de hombre y mujer, «parece que por el concepto de mujer con diagnóstico de infertilidad, lo que excluye a personas cuyo problema no es orgánico de infertilidad, sino que no tienen una pareja masculina».

«Estas personas quedan excluidas», ha insistido la consejera, para quien «la intervención de algún consejero» hace prever que en el futuro se podrían retirar técnicas que no están directamente ligadas con un problema de enfermedad.

Tras la reunión y en declaraciones a los periodistas, el consejero de Sanidad de Asturias, Faustino Blanco, ha explicado que el Consejo «ha fijado una posición en torno a la cual hay posturas discrepantes, entre ellas la de Asturias».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Sanidad exigirá ser «mujer estéril» para acceder a la reproducción asistida pública