Japón quiere reabrir Fukushima pese al aumento de la radiación

La partículas de cesio están a punto de filtrarse al oceáno Pacífico

Foto tomada el 28 de febrero de 2012 del edificio del reactor número 2 de la planta de Fukushima.
Foto tomada el 28 de febrero de 2012 del edificio del reactor número 2 de la planta de Fukushima.
Agencias

Japón podría restablecer varios reactores desactivados desde la crisis nuclear de Fukushima en el plazo de un año, según anunció ayer la Agencia de Regulación Nuclear nipona (NRA) un día después de que las nuevas reglas de seguridad entraran en vigor con el objetivo de evitar otro desastre nuclear.

En la planta nuclear de Fukushima, en el norte de Tokio tuvo lugar el peor desastre atómico del mundo desde Chernóbil en 1986. La situación de la central ha empeorado según se han ido disparando los niveles de radiación en las aguas subterráneas, de lo que se podría deducir que el material altamente reactivo de la planta se está acercando al océano Pacífico.

Sin embargo, Japón sigue adelante con su intento de restablecer los reactores dañados. Sólo dos de los 50 reactores de Japón están activados actualmente, y se ha solicitado que se restablezcan diez el próximo lunes. «Algunas unidades está previsto que se restablezcan dentro de un año, pero no sé cuántos», declaró el presidente de la Agencia de Regulación Nuclear de Japón, Kenzo Oshima.

La compañía que opera la central de Fukushima, Tokyo Electric Power Co (Tepco), señaló que tras la observación de un pozo situado entre uno de los reactores dañados y el mar se calcula que los niveles de cesio-134 radiactivo eran este lunes 90 veces superiores a los niveles del pasado viernes.

Tepco afirmó que ha detectado 9.000 bequerelios -la medida de liberación de energía radiactiva- de cesio-134 por litro 150 veces por encima del estándar de seguridad japonés. Además, la lectura de cesio-137, con una vida media de 30 años, es 85 veces superior a la de la última lectura, tres días antes.

La cantidad de cesio encontrada en esta última revisión era mucho más alta que la encontrada en junio. Este incremento, acompañado de altos niveles de elementos radiactivos -como tritio y estroncio- sugieren que las aguas contaminadas se están expandiendo hacia la zona de la planta cercana al mar. La portavoz de Tepco, Mayumi Yoshida, manifestó que no saben cuál es la razón del incremento. «Los trabajadores han estado lanzando agua encima de los tres reactores dañados para mantenerlos fríos durante más de dos años, pero el agua contaminada ha crecido al ritmo de una piscina olímpica por semana», explicó.

En abril Tepco advirtió de que se estaba quedando sin espacio para almacenar agua contaminada, y pidió autorización para canalizar aguas subterráneas con bajo nivel de radiación alrededor de la planta, pero los pescadores locales se opusieron a la propuesta.

Nuevas medidas

Las nuevas medidas determinadas por el máximo organismo nuclear nipón exigen hasta una docena de nuevas mejoras en las plantas que quieran volver a operar, entre ellas en los sistemas de ventilación, de cara a reducir la emisión de sustancias radiactivas en caso de emergencia, así como mayores medidas de prevención ante catástrofes naturales como terremotos o tsunamis. Un equipo fromado por 80 expertos de la NRA analizará las centrales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Japón quiere reabrir Fukushima pese al aumento de la radiación