La OMS califica de epidemia la violencia contra las mujeres

Una de cada tres féminas del mundo es atacada por un varón


Redacción / La Voz

La OMS ha abordado por primera vez en su historia un trabajo serio sobre la incidencia de la violencia contra las mujeres. Sorprendentemente, hasta ahora no se había planteado un trabajo tan global en todo el mundo: se analizaron los datos de 79 países y dos territorios de todas las regiones en que la OMS divide el planeta, y España fue uno de los países incluidos en la lista. La conclusión es llamativa: una de cada tres mujeres ha sufrido violencia machista, bien por su pareja o de tipo sexual por parte de alguien que no es su compañero -por ejemplo, quien le practica una ablación o la vende como esclava o prostituta-. Para la entidad de la ONU, la violencia machista «es un problema de salud global» que alcanza ya «proporciones epidémicas».

La violencia de este tipo provoca una serie de consecuencias físicas y médicas en las mujeres que la OMS ha valorado a través del análisis de diferentes estudios. Los datos no dejan lugar a las dudas: el 38 % de todos los asesinatos de mujeres fueron perpetrados por sus parejas; el 42 % de las mujeres que sufren violencia por parte de su compañero tienen daños físicos por la agresión; de este grupo (las que sufren violencia en casa) hay un 16 % más riesgo de tener hijos con bajo peso al nacer, y el doble de abortos provocados, depresión y alcoholismo. Las enfermedades de transmisión sexual también se ceban en este grupo, igual que los embarazos no deseados.

Pocas denuncias

Si la violencia es sexual y llega fuera de casa, el riesgo para las mujeres es sufrir alcoholismo o depresión -tienen más del doble de posibilidades-. Obviamente es más fácil que se contagien con enfermedades de transmisión sexual y afronten embarazos no deseados. Este grupo se enfrenta además a un mayor estigma, por lo que solo el 7 % de las mujeres reconoce haber sufrido algún ataque, aunque desde la OMS se considera que la cifra debe ser muy superior.

En general, los estudios indican que las mujeres que son violadas tienen ratios mayores de uso de la sanidad años después del suceso. Identificar a este grupo y ayudarle es fundamental, dice la OMS.

Por eso, además del diagnóstico terrible del abuso hacia las mujeres, la Organización Mundial de la Salud establece una serie de líneas a seguir por parte de los servicios sanitarios: ofrecer privacidad a las mujeres, no culpabilizarlas y darles información sobre adónde pueden recurrir; preguntarles si sufren algún tipo de violencia en casa; ofrecerles contracepción de emergencia, profilaxis para evitar contagios y derivarlas a los servicios adecuados en caso necesario; y, finalmente, no se recomienda denunciar el caso a la policía si la mujer no quiere.

De la gravedad del problema es consciente la OMS. La directora del departamento de Salud Sexual y Género de la organización, Claudia García, dijo a Efe que «es una situación alarmante donde el 35 % de las mujeres a nivel global han sufrido una u otra de estas dos formas de violencia».

«No se puede hablar de un incremento o una disminución porque es la primera vez que se reportan estos datos a nivel global y muy pocos países tienen datos sobre la tendencia», especificó García, para quien esta «violencia es el resultado de muchos factores, tanto individuales, como la propia experiencia en la infancia de violencia, como a nivel social, las leyes, las normas sobre la violencia, la posesión de la mujer...». La responsable de la OMS no duda que «el acceso de las mujeres a la educación secundaria o las oportunidades económicas o de empleo» está directamente relacionado con los abusos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

La OMS califica de epidemia la violencia contra las mujeres