Gallardón rectifica y permitirá el aborto en caso de malformación

La vicepresidenta dejó claro hace quince días que el supuesto se mantendría y ahora el ministro de Justicia adapta sus declaraciones


redacción / la voz

Un feto con una malformación se podrá abortar según la nueva ley en estudio, pero no si lo que muestra es una discapacidad. El matiz lo dejó escapar el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón esta semana en el Senado y ayer mismo lo repitió en El Programa de Carlos Herrera en Onda Cero. Lo que no pudo o no quiso aclarar el político es qué entiende por malformación y qué por discapacidad: «[La ley que se prepara] Será una ley que resolverá las situaciones que se puedan dar», pero está en estudio y aún no se sabe cómo lo hará.

¿Hay algún cambio con respecto a lo que decía el propio Gallardón desde hace meses en relación con el supuesto eugenésico (el de malformación del feto)? Según el Ministerio de Justifica, no. Para el equipo de Gallardón, este siempre ha hablado de «discapacidad» porque se refería a que España debería cumplir en la ley del aborto la convención de la ONU sobre personas con discapacidad.

Pero la hemeroteca le quita la razón al ministerio y, por ende a Gallardón, máxime si como confiesan en Justicia «el ministro sabe elegir muy bien las palabras». En julio del pasado año, Gallardón concedió una entrevista al diario La Razón en la que dijo (textual): «No entiendo que se desproteja al concebido, permitiendo el aborto, por el hecho de que tenga algún tipo de minusvalía o de malformación». Desde entonces, recalcó muchas veces que la malformación no es excusa para el aborto, y dijo que la futura ley «no será exactamente el que estaba vigente con anterioridad a la ley de plazos» en referencia al supuesto de aborto eugenésico (los otros son violación y riesgo físico o psíquico para la madre).

Diferentes miembros del PP y del Gobierno mostraron una oposición más o menos frontal a su posición contra la malformación, crisis que zanjó el pasado día 10 la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. La segunda del Ejecutivo dijo que la reforma de la ley se basará en la norma del 1985 -en el 2010 el PSOE reguló el aborto de forma que fuese libre hasta la semana 14- y que solo se añadirá que las chicas de 16 a 18 años que vayan a abortar deben informar a sus padres (con la ley en vigor no lo tienen que hacer, y fue el punto más criticado por el PP).

Parlamentos en contra

Además, los parlamentos catalán y andaluz votaron ayer contra la reforma de la ley del aborto, aunque en el caso catalán eso ha costado una división en el seno de CiU, ya que Convergència ha dado libertad de voto a sus parlamentarios y Unió se ha abstenido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Gallardón rectifica y permitirá el aborto en caso de malformación