Eurovisión 2013: Dinamarca, la favorita

«Only tearsdrops» será interpretada por Emmelie De Forest, que reclama ser reconocida como tataranienta de la Reina Victoria de Inglaterra


Malmö

A seis días de la final de Eurovisión 2013, que se celebrará en Malmö (Suecia), Dinamarca se mantiene como la gran favorita, aunque los expertos están abiertos a la sorpresa, incluyendo la posibilidad de que España y El Sueño de Morfeo escapen a la maldición de los últimos puestos. «Me han terminado convenciendo de que la ganadora será Dinamarca», ha declarado Víctor Escudero, el único redactor español en la web oficial del Festival de Eurovisión, aludiendo quizás al eco alcanzado en los medios y en las casas de apuestas por la representante de este país, Emmelie De Forest, la favorita prácticamente desde el día en que fue designada.

De Forest, que interpretará la épica Only teardrops con tambores marciales y una hipnótica flauta, ha hecho mucho ruido además por su reclamación para ser reconocida como tataranieta de la reina Victoria de Inglaterra. «Todo el mundo apuesta por ella, es un tema que en directo llama la atención y el estilo folk siempre da buenos resultados en el festival. Es la gran favorita -apunta José García, responsable de la web Eurovision-Spain, la más seguida en España en este campo-, pero no es tan clara como el año pasado lo fue Loreen».

En su opinión, a Dinamarca les disputarán el triunfo en Eurovisión 2013 Noruega, con Margaret Berger («una de las apuestas más actuales, con pop electrónico siguiendo un poco el estilo de Loreen») e Italia, que estará representada por el premio MTV al mejor artista europeo de 2010 Marco Mengoni. «Es la típica canción italiana que todo el mundo asocia con el país y llega avalado por su victoria en San Remo», explica García sobre las opciones de L'Essenziale.

En gustos personales, Dinamarca e Italia son también las favoritas de José María Íñigo, que por tercer año consecutivo ejercerá de comentarista para RTVE y que destaca además a la francesa Amandine Bourgeois con L'enfer et moi.

Pastora Soler, que en el 2012 devolvió a España a los diez primeros puestos de la tabla con Quédate conmigo, menciona a Moldavia y destaca a la archiconocida Bonnie Tyler con la balada Believe in me. De ella destaca su «fuerza» y su peculiar timbre rasgado, así como una trayectoria que hará que se la trate «con un cariño especial». «Su hándicap va a ser su directo, como sucedió el año pasado con Engelbert Humperdinck, que tuvo una actuación regular», apunta García, recordando el caso del británico, que acabó penúltimo pese a su currículum.

García y Escudero también apuestan en Eurovisión 2013 por Holanda, con la famosa Anouk y su tema Birds, «una de las propuestas más diferentes» de esta edición, contará con el favor de los jurados. Escudero recuerda además la «amenaza de los países del Este de Europa», como Ucrania, segunda en las apuestas, y también las opciones de Rusia, que es cuarta. Ambas presentan baladas muy edulcoradas en inglés, a cargo de Zlata Ognevich (Gravity) y de Dina Garipova (What if). «Hay candidaturas que a priori están pasando desapercibidas, pero en función de cómo planteen la actuación en el escenario, pueden quedar mejor. Creo que es el caso de España», señala García, quien vaticina no obstante que sería «un éxito» que El Sueño de Morfeo quedara entre los diez primeros. A Escudero, habida cuenta de que «este año España cuenta con menos apoyos», esa meta le parece muy complicada y la victoria, directamente imposible, aunque no cree que ESDM sufra un descalabro.

Más optimista se muestra Soler. «Creo que sí tienen posibilidades de entrar en el top 10. El año pasado había países en el cuarto o quinto puesto que acabaron fuera. No hay que dejarse llevar por los pronósticos», opina Soler, que destaca la frescura y temple de la cantante Raquel del Rosario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Eurovisión 2013: Dinamarca, la favorita