El papa pide «claridad y valentía» contra los abusos a menores

Hace un mes el pontífice instó a luchar contra los curas pedófilos

El papa, consultando su reloj, tras la celebración ayer de la Jornada de las Hermandades.
El papa, consultando su reloj, tras la celebración ayer de la Jornada de las Hermandades.
agencias

El papa Francisco denunció ayer los «abusos» cometidos sobre menores, sin precisar si se refería a los casos de pedofilia perpetrados por sacerdotes. Durante el rezo en la plaza de San Pedro del Vaticano del regina coeli, la oración que sustituye al ángelus en la Pascua, el pontífice quiso dedicar unas palabras a todos aquellos que han sufrido y sufren a causa de los abusos, precisamente en el día en el que se conmemoraba la Jornada de los Niños Víctimas de Violencia.

Mandó «un saludo especial a la asociación Meter», una oenegé religiosa que lucha desde hace más de 20 años contra todo tipo de abusos, incluidos los sexuales, cometidos sobre niños. «Quisiera asegurar [a las personas víctimas de abusos] que están presentes en mis oraciones, pero quisiera también subrayar con fuerza que debemos comprometernos todos para que todas las personas, y en particular los niños, que son uno de los grupos más vulnerables, sean siempre protegidos y defendidos», añadió el pontífice, quien pidió «claridad y valentía» para combatir esa lacra.

Hace un mes, el papa instó a luchar «con determinación» contra los curas pedófilos y confirmó la línea de rigor adoptada por su predecesor, Benedicto XVI, contra uno de los escándalos que más han desacreditado a la Iglesia católica. En aquella ocasión, su petición fue realizada al prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, monseñor Gerhard Muller, encargado de tales denuncias.

Por otra parte, en la misa que celebró ayer el pontífice en la plaza San Pedro del Vaticano participaron miles de integrantes de hermandades de todo el mundo. Esta eucaristía se enmarcaba dentro de la celebración de la Jornada de las Hermandades y de la Piedad Popular. «No se conformen con una vida cristiana mediocre, que su pertenencia [a una hermandad] sea un estímulo [...] para amar aún más a Cristo», dijo el papa a los a los fieles que acudieron a la celebración de esta misa desafiando al mal tiempo y la lluvia que caía ayer incesante en Roma. «Tienen una misión específica e importante, mantener viva la relación entre la fe y las culturas de los pueblos, a través de la piedad popular», recordó.

Beatificación en Brasil

El sumo pontífice recordó también ayer la beatificación, llevada a cabo el día anterior en la pequeña ciudad brasileña de Baependi, de la hija de esclavos Francisca da Paula de Jesús, conocida en el siglo XIX como Nhá Chica, la primera mujer negra en alcanzar el título de beata en Brasil.

«Debemos comprometernos con valentía para que los niños sean defendidos»

Francisco

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El papa pide «claridad y valentía» contra los abusos a menores