Miles de marroquíes se suman a la marcha organizada en Casablanca contra la pedofilia

afp

Miles de personas participaron ayer en Casablanca en una marcha blanca para denunciar la pedofilia, tras la agresión sufrida el mes pasado por una niña de 9 años, un caso que conmocionó al país. Wiam, así se llama la menor, fue violentamente agredida por un vecino en Sidi Kacem (noroeste de Marruecos). Llevada a la fuerza hasta un terreno, la niña intentó defenderse de su agresor, quien respondió cortándola con una hoz, según los testimonios difundidos en medios locales. La menor, hallada inconsciente en un charco de sangre por su hermano de 6 años, fue sometida a siete horas de cirugía. «Su vida no corre peligro. Es un milagro», aseguró ayer el cirujano que la atendió, quien precisó que Wiam está ahora en manos de un equipo de psicólogos. Por su parte, la familia del agresor -un hombre de 45 años y padre de familia- mantiene que este último sufre de «problemas mentales».

Las imágenes de Wiam en el hospital y el relato de su calvario han calado hondo en la población, que ayer se lanzó a la calle para proclamar mensajes como «No a la pedofilia» o «Protejamos a nuestros hijos, son el futuro de nuestro país».

La mayoría de los participantes vestían prendas blancas, y muchos llevaban una rosa blanca entre las manos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Miles de marroquíes se suman a la marcha organizada en Casablanca contra la pedofilia