Galicia exporta su forma de operar

La técnica de una sola incisión para el cáncer de pulmón se extiende a más de 30 países

Diego González (izquierda) enseña su técnica pionera a cirujanos en un curso de formación.
Diego González (izquierda) enseña su técnica pionera a cirujanos en un curso de formación.

redacción / la voz

El Centro Tecnológico de Formación del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) es como una pequeña ONU. En una sala colorida y luminosa, cirujanos de todo el mundo se reparten en ocho quirófanos para realizar operaciones en cabras. No son estudiantes, sino reconocidos profesionales en sus países, pero vienen a Galicia a aprender. Alguno, emocionado, ni se cree lo que está haciendo. «Parecía algo imposible», confiesa Reimundo Santolaya, jefe del equipo de Cirugía Torácica de la Clínica Alemana de Chile, el segundo mayor hospital de Latinoamérica.

Santolaya es, quizás, de los menos sorprendidos, porque ya conocía la intervención quirúrgica que se traía entre manos. Ya había visto hacer lo imposible en su país a Diego González Rivas, de la Unidad de Cirugía Torácica Mínimamente Invasiva del hospital herculino, que ahora ejerce de anfitrión y profesor. Es el creador de una técnica pionera que consiste en operar un cáncer de pulmón o en extirpar un lóbulo o el órgano completo mediante una única incisión de entre tres y cuatro centímetros. La aplicó por primera vez hace casi tres años, pero ahora ha revolucionado la videocirugía torácica en todo el mundo.

Menos agresiva

Esta intervención, menos agresiva y que permite una mejor recuperación del paciente que la convencional o la de tres incisiones, se practica ahora en más de treinta países y su demanda va en aumento. «Por el enorme interés que genera cada vez que voy a mostrar la técnica a otros congresos, calculo que en cinco años será el abordaje de elección en todo el mundo», explica Diego González, que hace unas semanas la enseñó en Brasil y poco después en la reunión de especialistas del área de Estados Unidos. Nada extraño, porque esta agitación se ha convertido ya en su rutina. Cuando no está fuera, son los médicos de otros lugares los que vienen a formarse a A Coruña. Cirujanos chinos, árabes, turcos, egipcios, italianos o americanos están en lista de espera para los cursos periódicos que organiza el Chuac, que ya tiene todas las plazas agotadas hasta el 2015.

«La técnica es un poco difícil al principio, pero luego resulta más fácil; la clave es querer aprenderla», explica Federico Venuto, un cirujano con una enorme experiencia, vicepresidente de la Sociedad Europea de Cirugía Torácica y jefe del área en la Universidad Sapienza de Roma, quien tampoco tiene dudas de que el sistema de puerto único acabará imponiéndose en todo el mundo por las ventajas que aporta. «Es muy positivo para los pacientes -asiente Venuto-, porque es menos doloroso, requiere un postoperatorio menor y reduce la estancia hospitalaria, por lo que también supone un ahorro para el sistema sanitario».

En un mismo orificio se introducen la cámara, que ofrece una visión en tres dimensiones del órgano, y el instrumental quirúrgico necesario para operar el pulmón. «Por supuesto que la técnica tiene enormes posibilidades de extenderse a todo el mundo, aunque hay que acostumbrarse a ella porque es más complicada que las otras y se necesita una muy buena coordinación con los ayudantes para no estorbarse, ya que en la misma incisión se trabaja con tres instrumentos», subraya el chileno Santolaya, quien tampoco oculta una sana envidia de las instalaciones del hospital coruñés donde realiza el curso. «Es una instalación maravillosa, ojalá también nosotros pudiéramos tener una así», apunta.

De Rumanía a Hong Kong

Tanto Diego González Rivas como los demás miembros de la Unidad de Cirugía Torácica Mínimamente Invasiva no solo se han convertido en referentes mundiales en cirugía del corazón, sino también en estrellas médicas. Su participación en el último congreso asiático de la especialidad, en el mes de marzo en Hong Kong, fue una prueba de ello. Las operaciones que practicaron se convirtieron en portadas de periódicos y abrieron informativos de televisión. Pero tampoco fue una excepción. Algo parecido les ocurrió cuando visitaron Rusia, Rumanía, Croacia o Brasil. La expectación que levantó su sistema para operar el cáncer de pulmón con una sola incisión fue saludada con grandes titulares por la prensa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
53 votos

Galicia exporta su forma de operar