«Hay otros hábitats aptos en zonas de Lugo y Ourense»


Os Ancares no tiene por qué ser el único reducto en Galicia para el oso pardo. Según García Lorenzo, este animal dispone de otras alternativas en la comunidad.

-¿La reaparición del oso pardo en Galicia quedará limitada al reducto de Os Ancares?

-No tiene por qué. Hay otros hábitats para el oso en zonas de Lugo y Ourense. En la primera provincia, a lo largo de toda la frontera con Asturias, y en Ourense, lindando con León.

-¿Cómo se puede favorecer el asentamiento del oso en Galicia?

-Manteniendo un buen hábitat. Eso pasa por mejorar las condiciones de alimentación, plantando los árboles que dan alimento al oso, como castaño, haya roble, manzano, cerezo... Es clave también evitar infraestructuras que hagan efecto barrera, como por ejemplo una autovía.

-¿La proliferación representa algún problema de seguridad en Os Ancares?

-No, más allá de la precaución que hay que tener siempre en el monte, haya osos o no. Pero en Cangas del Narcea [Asturias], por ejemplo, se convive con ellos desde hace años sin ningún problema. Se debe temer más cuidado si hay osas con crías, pero se puede transitar con normalidad.

-¿Qué amenazas acechan a este animal?

-Han bajado mucho. Queda algo de furtivismo, pues, aunque los lazos sean para el jabalí y el veneno para el lobo, amenazan también al oso pardo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

«Hay otros hábitats aptos en zonas de Lugo y Ourense»