El mantenimiento de los insectos aporta 22.000 millones de euros anuales


El acuerdo adoptado ayer en la UE responde a los informes científicos publicados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria en los que se constataba que el compuesto de los tres insecticidas planteaba «riesgos agudos elevados para las abejas», dictamen que, a su vez, corroboraba otras investigaciones científicas.

La propia Comisión Europea admite en la documentación enviada ayer que «teniendo en cuenta el valor ecológico y económico importante de las abejas existe una necesidad de controlar y mantener sus poblaciones saludables, no solo a nivel local, sino mundial». Este argumento fue reforzado por el comisario europeo Tonio Borg, quien aseguró que «las abejas son vitales para nuestro ecosistema y hay que protegerlas, sobre todo porque aportan una contribución anual de 22.000 millones de euros para la agricultura europea».

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que, de las cien especies de cultivos que proporcionan el 90 % de los alimentos del planeta, 71 son polinizados por abejas. Y Europa no es una excepción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El mantenimiento de los insectos aporta 22.000 millones de euros anuales