El papa y Rouco presionan a Rajoy

La Iglesia exige reformas al Gobierno sobre el aborto, las bodas gais y la educación

Una camiseta de la selección para el papa Rajoy también ha obsequiado al pontífice con un facsímil del libro «De aetatibus mundi imagenes», del 1500, obra de Francisco de Holanda, hecha para el rey Felipe II

Redacción / La Voz

Fuego cruzado de la Iglesia sobre el Gobierno. El papa aprovechó los 24 minutos de audiencia que concedió a Mariano Rajoy para dejarle claros los puntos que tensan la relación del Vaticano con España: «la institución del matrimonio y de la familia y la importancia de la educación religiosa», según la nota oficial. A la misma hora, en Madrid, el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, en un discurso contundente exigía al presidente del Gobierno reformas legales de los elementos de conflicto. Son estos:

Aborto

Tirón de orejas por el retraso en la reforma de la ley. A Rouco se le acaba la paciencia: «No es fácil entender que todavía no se cuente con un anteproyecto de ley que permita una protección eficaz del derecho a la vida de aquellos seres humanos inocentes que no por hallarse en los primeros estadios de su existencia dejan de gozar de ese derecho fundamental». Agregó que la legislación actual se basa «en el absurdo ético y jurídico» de que existe un derecho de alguien «a quitarles la vida» a los seres humanos que van a nacer. Y apoyó su doctrina en «cifras escalofriantes», como que el número de abortos ha crecido un 70% en una década, pasando de 69.857 en el 2001 a 118.359 en el 2011. Pero la clave de la impaciencia de Rouco hay que buscarla en el anuncio de Rajoy, hace un año, de una reforma que haría la ley más restrictiva. La norma en vigor, de plazos, fue introducida por Zapatero y permite a las mujeres abortar hasta la semana 14 del embarazo.

Matrimonio homosexual

Con el Constitucional por el medio. Batalla del papa en Argentina, que ya lo enfrentó a la presidenta Cristina Kirchner. Ayer fue tema de audiencia, aunque no trascendieron detalles. Sí los dio Rouco: «Es urgente la reforma de nuestra legislación sobre el matrimonio». No se trata «de privar a nadie de sus derechos», pero es prioritario «restituir» a todos los españoles el derecho a «ser expresamente reconocidos por la ley como esposo o esposa», de recuperar «una definición legal de matrimonio» y de «proteger» el derecho de los niños «a una clara relación de filiación con un padre y una madre». La Iglesia se topa aquí con el fallo del Tribunal Constitucional, que en noviembre avaló su legalidad. El Gobierno «acata» ese fallo, pero Rouco presiona: «El legislador, también después de la sentencia del Constitucional, es libre de legislar de modo justo». Y arroja además esta carga de profundidad: «Cuando la acción política tiene que ver con principios morales (...) es cuando el ejemplo de los católicos se hace más evidente y cargado de responsabilidad».

Educación

Contra el relativismo y la ideología en la enseñanza. La Iglesia quiere una legislación «más justa» en lo que denomina «libertad de enseñanza» y en la elección por los padres de «formación ética y religiosa» para sus hijos. Pero el verdadero caballo de batalla es «el deterioro progresivo» de la enseñanza por la «imposición de materias impregnadas de relativismo e ideología de género», en clara referencia a Ciudadanía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El papa y Rouco presionan a Rajoy