Francisco recuerda que «la cruz es la respuesta cristiana» al mal

Sara Carreira Piñeiro
sara carreira REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Otro de los gestos impactantes de Francisco: tenderse en el suelo para orar.
Otro de los gestos impactantes de Francisco: tenderse en el suelo para orar. SIMONE RISOLUTI efe

El papa se enfrenta a críticas por lavar los pies de dos mujeres

31 mar 2013 . Actualizado a las 08:00 h.

El papa afronta hoy el final de su primera Pascua, pocos días después de estrenarse como pontífice y con una serie de gestos que lo han convertido en un personaje muy seguido en todo el mundo. El viernes, por ejemplo, volvió a dejar claro que no repite la senda marcada y durante las celebraciones pascuales se tumbó en el suelo de San Pedro para orar pidiendo perdón.

Junto a sorprendentes decisiones como esta, Francisco ha derrochado vitalidad y amor a la vida durante los últimos días. No solo llegó al Via Crucis nocturno con una amplísima sonrisa, sino que decidió hacer pequeñas variaciones: este año la cruz fue llevada por gente muy dispar, desde un cardenal a una familia india pasando por seminaristas chinos, gente con diversidad funcional, jóvenes brasileños y monjas de África.

Tras el Via Crucis y con su estilo sencillo, Francisco hizo unas reflexiones en las que apuntó que «la cruz es también la respuesta de los cristianos al mal» y que estos deben contestar al mal con el bien. Eso no quiere decir que no se respete a los demás: «Hemos visto la belleza y la fuerza de la comunión de los cristianos de aquella Tierra y de la amistad de tantos hermanos musulmanes y muchos otros», añadió en la misma línea de acercamiento hacia las otras religiones de la que hace gala.