El cambio de hora solo hace ahorrar en Galicia un 0,4 % de energía

El ahorro en la comunidad es muy inferior a la media nacional

La Voz

Toca dormir una hora menos. A las dos de la madrugada del próximo domingo los relojes deberán adelantarse una hora para marcar las tres, con lo que se dará paso al horario de verano.

La medida del cambio de hora, aunque altera el ritmo vital, especialmente de niños y ancianos, tiene como objetivo el ahorro energético. Según las estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación puede llegar a representar un 5 % del consumo eléctrico en iluminación, lo que equivale a unos 300 millones de euros. De esta cantidad, noventa millones corresponderían a la reducción de la intensidad eléctrica en los hogares, que supone un ahorro de seis euros por cada uno de ellos. Los otros 210 millones de euros se ahorrarían en los edificios del sector terciario y en la industria.

Estas son las cuentas generales, pero las de Galicia son muy distintas, ya que la reducción prevista del consumo eléctrico para el conjunto de la comunidad como consecuencia del cambio de hora apenas se sitúa en un 0,4 %.

En cualquier caso, el cambio de hora permite un mayor aprovechamiento de las horas de luz diurna, con lo que, en teoría, un consumo responsable ayudaría a disminuir la factura eléctrica. El IDAE también entiende que si durante todo el año se aplican una serie de fáciles consejos, como implantar lámparas LED o utilizar reguladores eléctricos, el ahorro sería de 100 euros por hogar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El cambio de hora solo hace ahorrar en Galicia un 0,4 % de energía