Redacción / La Voz

Pocas dudas quedan a estas alturas de que esta Semana Santa en Galicia será de botas de agua y chubasquero. Pero la lluvia, que se antoja un castigo divino para practicar algunas actividades, se convierte en cambio en aliada de los amantes de la naturaleza que están dispuestos a desafiar los rigores de la meteorología.

A falta de un registro oficial de la Xunta, Galicia ofrece 102 cascadas de primer nivel, según la trilogía sobre las fervenzas de la comunidad (Cumio) escrita por Ramón Muñiz de las Cuevas. De ellas, 39 están en A Coruña; 31, en Pontevedra; 17, en Lugo, y 15, en Ourense.

Gracias a la lluvia, los saltos regalan al excursionista su versión más esbelta. Es el caso, por ejemplo, de O Ézaro (Dumbría). Esta semana se están abriendo las compuertas del embalse por el acúmulo excesivo de agua y el espectáculo es formidable.

Algo parecido sucede con las numerosas rutas de molinos, o maquieiras, que trufan las riberas de los ríos gallegos. El juego del agua al circular por las canalizaciones se observa en todo su esplendor con los caudales altos. Un buen ejemplo es el de los molinos de Segade, en el río Barosa (Caldas del Reis). La ruta que discurre junto al cauce incluye los restos de más de veinte instalaciones de este tipo (algunas bien restauradas), todo un documento etnográfico. Dispone además de locales de hostelería para refugiarse y reponer fuerzas en el recorrido.

En Lugo es recomendable la Seimeira de Vilagocende (A Fonsagrada), espectacular salto de agua del río Porteliña, con una buena infraestructura creada para admirar la cascada, de las más pronunciadas de Galicia.

Aprovechar las treguas del cielo será la manera de disfrutar de la naturaleza gallega esta Semana Santa y de aparcar las excusas para hacer ejercicio, que como dicen los escoceses, inventores y apasionados del golf, «mañana jugamos, aunque haga bueno».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos

Pues... casi mejor que llueva en Semana Santa