«¡Oye, que dicen que ha nacido aquí el nieto del de Zara!»

Jornada de carreras, coches de alta gama y sonrisas alrededor del centro


A Coruña / La Voz

A Sergio Álvarez, el padre del pequeño Amancio, no le cabía la sonrisa dentro del rostro. Sorteando una pléyade de fotógrafos, se dirigía al párking del Hospital Quirón. «Todo ha salido muy bien, muchas gracias», decía. Eran las 14.45 horas. Acababa de producirse la segunda carrera de medios gráficos del día. Antes le había tocado a Flora Pérez, la abuela del recién nacido. Coincidía en el mismo mensaje: «Estamos todos muy bien, ha sido perfecto».

Sí, la jornada iba a ser excepcional dentro de la habitual normalidad del centro hospitalario. «¡Oye, que dicen que ha nacido aquí el nieto del de Zara!». Palabras de una chica que hablaba por el móvil. Había encontrado la respuesta al despliegue de periodistas que se agolpaban en la puerta general del hospital. De no ser por ello nadie se hubiera dado cuenta de que allí acababa de nacer el nieto del tercer hombre más rico del mundo.

Más tarde llegarían un par de unidades móviles de televisión, conexiones en directo y, por supuesto, más carreras. «¡Hey, que viene un Mercedes y detrás un Audi; puede que sea el de Amancio!». No lo era, pero cada coche de alta gama generaba la misma reacción.

El hospital cuenta con tres entradas: la principal, la de Urgencias y otra más pequeña para la Unidad de Diálisis. Por la mañana el ajetreo cayó en la primera. Por allí fueron llegando con cuentagotas familiares y amigos del matrimonio, así como altos cargos del grupo Inditex o personas vinculadas a Casas Novas. Todo con total discreción. A la salida, ni una palabra. Sonrisas, como las del hermano de Sergio, que llegó con su hija a caballito, y poco más.

Relevo en la habituación

Cuando Sergio Álvarez se retiraba a comer, su suegra ya se encontraba de nuevo en el centro. Había accedido por la puerta de Urgencias, esquivando la presencia de los periodistas agolpados en el acceso principal. Sería el mismo método empleado ya por la tarde por Pablo Isla, el presidente del grupo textil Inditex, y por el más esperado: Amancio Ortega. El fundador del imperio gallego llegó a las 19.30 horas. Entró de un modo expeditivo. Y también sin realizar declaraciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«¡Oye, que dicen que ha nacido aquí el nieto del de Zara!»