El papa Benedicto XVI se despide de sus fieles

El Santo Padre hará efectiva su renuncia el jueves a las ocho de la tarde. Esta mañana ha celebrado en la plaza de San Pedro su última audiencia pública


Agencias

El papa Benedicto XVI se ha despedido esta mañana en su última audiencia general de todos los fieles que se han congregado en la Plaza de San Pedro para decirle adiós y honrar al primer Pontífice que renuncia en siete siglos de historia. «Dios no dejará que la Iglesia se hunda», ha asegurado Benedicto XVI nada más comenzar la ceremonia, después de hacer referencia a «las aguas agitadas» que marcaron sus ocho años de pontificado. «Veo una Iglesia viva» -ha reconocido un emocionado papa ovacionado por la muchedumbre-. Mi decisión de renunciar al ministerio petrino no revoca la que tomé el 19 de abril del 2005 (cuando fue elegido)». «No regreso a la vida privada, a una vida de viajes, encuentros, conferencias... -ha querido aclarar Benedicto XVI-. No abandono la cruz, sigo de una nueva manera con el Señor Crucificado, sigo a su servicio en el recinto de San Pedro». «He dado este paso siendo consciente de su profunda gravedad y novedad, pero con un ánimo sereno», ha reiterado el papa.

El alemán Joseph Ratzinger, nombre civil el papa, de 85 años, sorprendió al mundo entero al anunciar su inesperada renuncia el pasado 11 de febrero, alegando falta de «fuerzas» para seguir al frente de una Iglesia de 1.200 millones de fieles, confrontada en los últimos años a no pocos escándalos relacionados con la corrupción y los abusos sexuales. Hoy Benedicto XVI ha querido reafirmarse en su decisión, insistiendo en que que «amar a la Iglesia significa también tener la valentía de tomar decisiones difíciles, teniendo siempre presente el bien de la Iglesia y no el de uno» y asegurando que ha renunciado al papado «en plena libertad», al notar que sus fuerzas han disminuido. No por su bien particular, «sino por el bien de la Iglesia». «He dado este paso sabiendo su profunda gravedad y novedad, pero con un ánimo sereno», ha indicado Benedicto XVI.

La audiencia general, un encuentro semanal con los feligreses, ha respetado hoy su desarrollo habitual, aunque esta vez Benedicto XVI no ha llevado a cabo el tradicional besamanos, en el que habitualmente algunas personas tienen el privilegio de besar el anillo del pescador del papa. «El Santo Padre es consciente de que todo el mundo lo querrá saludarle y por eso no ha querido que haya diferencias», ha aclarado Lombardi. Tras la audiencia, el Santo Padre se ha retirado a una breve audiencia en la Sala Clementina, en donde en estos momentos saluda a algunas personalidades políticas, como el presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic, y los Capitanes Regentes de San Marino, y el Copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives.

Benedicto XVI, que se convertirá en ese momento en «papa emérito», según el trato que eligió recibir, abandonará el jueves el Vaticano sin ceremonia especial en un helicóptero que le llevará a su residencia veraniega de Castelgandolfo, a 25 km de Roma, donde vivirá temporalmente antes de instalarse en un convento. Antes de que su renuncia se haga efectiva este jueves a las ocho de la tarde, el cardenal decano Angelo Sodano dará un pequeño discurso de despedida y todos los cardenales podrán decirle adiós. Por la tarde, en el patio San Dámaso, en el corazón del Vaticano, un destacamento de la Guardia Suiza, el cuerpo militar encargado de la seguridad del Vaticano, se despedirá del papa Benedicto XVI. Y a las ocho en punto, un pequeño destacamento de la Guardia Suiza cerrará la puerta y pondrá fin a su servicio de vigilancia exclusiva del papa, pero la gendarmería continuará velando por la seguridad de «Su Santidad, Papa Emérito».

Un día después de la renuncia de Benedicto XVI, el viernes, el cardenal decano Angelo Sodano invitará a los cardenales electores (115 por el momento) a las congregaciones previas al cónclave que elegirá al próximo jefe de la Iglesia católica.

Más información:

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El papa Benedicto XVI se despide de sus fieles