Oscars 2013: Las candidatas a mejor actriz

Las nominaciones de este año incluyen en la categoría de actriz a la más joven de la historia en optar a una estatuilla, Quvenzhane Wallis de 9 años y a la mayor, Emmanuele Riva, cercana a los 86


La carrera por el Oscar a la mejor actriz de este año hará historia más allá de quién se quede finalmente con la estatuilla dorada, ya que incluye a la actriz más joven en ser jamás nominada en esta categoría la pequeña Quvenzhane Wallis, de 9 años, por «Beasts of the Southern Wild» y a la más anciana en competir por este premio, la francesa Emmanuele Riva, a punto de cumplir 86 años, por «Amour».

Jessica Chastain

Esta atractiva pelirroja de 35 años era prácticamente una desconocida hasta 2011, año en el que participó en dos películas clave, «The Tree of Life» y «The Help», donde compuso a un ama de casa algo desorientada que tejía una estrecha alianza con su criada negra, actuación que le valió su primera nominación al Oscar como mejor actriz de reparto. Un año después, Chastain intentará quedarse con el máximo galardón por su papel de Maya, una tozuda e inconmovible agente de la CIA obsesionada con encontrar a Osama bin Laden en «Zero Dark City». Para muchos analistas es, junto a Jennifer Lawrence, quien más posibilidades tiene de alzarse con la estatuilla, especialmente después de haberse quedado con el Globo de Oro a la mejor actriz dramática.

Jennifer Lawrence

Llamó la atención de la Academia en 2011 con su papel en la durísima «Winter's Bone», donde compuso a una adolescente que intentaba sacar a flote su familia en una de las zonas rurales más pobres de Estados Unidos, papel por el que obtuvo su primera nominación al Oscar como mejor actriz. Con apenas 22 años, la actriz de «The Hunger Games» y «X-Men-First Class» lo intentará por segunda vez con su aclamada actuación en «Silver Linings Playbook», donde compone a Tiffany, una joven viuda adicta al sexo que se enamora de un hombre bipolar (Bradley Cooper) que lo perdió todo tras un ataque piscótico y vive nuevamente con sus padres. Con el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia y el premio SAG del sindicato de actores bajo el brazo, los expertos aseguran que Lawrence tiene muchas opciones de llevarse el Oscar.

Naomi Watts

Quizá Naomi Watts pensara que nunca más iba a ser tan zarandeada en un set como lo fue por King Kong en la remake del clásico que realizó Peter Jackson en 2005. Sin embargo, en «Lo imposible», el film del español Juan Antonio Bayona sobre el devastador tsunami que azotó el sudeste asiático, Watts sufre como nadie: es arrastrada, golpeada y herida brutalmente por la enorme ola y lo que es peor, pierde todo rastro de dos de sus tres hijos y su marido. Pasaron casi diez años desde que Watts fuera nominada por primera vez por la Academia de Hollywood para los Oscars por su también sufrido papel en «21 gramos», de Alejandro González Iñárritu. Si bien su nombre no es el que suena más fuerte en las quinielas, ella podría ser la sorpresa que se reserva el Oscar cada año. La actriz española Maribel Verdú le deseó ese honor después de recibir el Goya, al que Watts también estaba nominada en la categoría de mejor actriz.

Emmanuelle Riva

La actriz francesa que llamara la atención en 1959 con su papel en «Hiroshima Mon Amour», de Alain Resnais, compite por primera vez por el Oscar a los 85 años (cumple 86 el día de la entrega de premios) y se convirtió de esta forma en la artista de más edad en ser nominada en la categoría de mejor actriz. El récord estaba hasta ahora en manos de Gloria Stuart, nominada al Oscar a los 87 años por «Titanic», pero en la terna de mejor actriz de reparto.

En «Amour», del austriaco Michael Haneke -ganadora de la Palma de Oro en Cannes-, Riva interpreta a Anne, una anciana profesora de piano que, tras sufrir un ictus cerebral, se ve sumergida en una espiral de decadencia física y mental, un camino en el que es acompañada de cerca por su amante esposo, Georges, papel a cargo de otro legendario actor francés, Jean-Lois Trintignant.

Quvenzhané Wallis

La madre de Quvenzhané (cuyo particular nombre está conformado por las iniciales de sus familiares y la palabra «hada» en swahili) la llevó con apenas cinco años a un casting en el que convocaban a niños de entre seis y nueve años. Sin embargo, la encantadora Quvenzhané, que no tenía ninguna experiencia en actuación, se impuso a otros 4.000 niños y se quedó con el papel de Hushpuppy de «Beasts of the Southern Wild», ópera prima indie de Benh Zeitlin que se alzó con la Cámara de Oro en Cannes y que retrata un universo semifantástico emplazado en unos pantanales del sur de Estados Unidos, en medio de la más absoluta pobreza. Hasta ahora, el actor más joven en ser nominado a un Oscar era Justin Henry a los 8 años por «Kramer versus Kramer», en 1980, aunque en la categoría de actor de reparto. Quvenzhané es la artista más joven en competir por un Oscar en esta categoría y aunque pocos la señalan como ganadora, lo seguro es que ya ha puesto uno de sus pequeños pies en Hollywood.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Oscars 2013: Las candidatas a mejor actriz