La espada del Cid enfrenta al marqués de Falces con la familia de un pescador

burgos / efe

SOCIEDAD

Tendrá que pagar 750.000 euros a un matrimonio asturiano que cuidó a su tío

05 ene 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

El marqués de Falces, José Ramón Suárez de Otero, tendrá que pagar 750.000 euros a los herederos de su tío, Pedro Velluti. La cifra corresponde a la mitad de lo que cobró en el 2007 por la venta de Tizona, la espada del Cid Campeador. Una sentencia dictada por el juzgado de primera instancia 72 de Madrid da la razón a la familia demandante, que reclamaba esa cantidad por considerarse propietaria de la mitad de Tizona.

Los herederos actuales de Pedro Velluti son las tres hijas de Salustiano Fernández Suárez, pescador de Luarca, y su esposa, Jacinta Méndez.

El marqués de Falces, Pedro Velluti Murga, fue cuidado por este matrimonio asturiano durante casi treinta años, hasta su fallecimiento en 1986. El marqués, que era invidente y soltero, los nombró herederos universales tras haber sufrido el abandono de su única hermana.