Ada Lovelace, se convirtió en la madre de la informática de la mano de Charles Babbage

Precursora de la informática y pionera a la hora de describir un lenguaje de programación, Ada Lovelace forma parte de la historia de la computación

Ada Lovelace, protagonista en Google Se cumplen 197 años del nacimiento de la considerada como primera programadora informática de la historia

Redacción

Ada Lovelace fue una pionera de la informática en una época en la que todavía no existían los ordenadores. Las aportaciones de Ada Lovelace la llevaron a formar parte de la historia de la computación, gracias en parte al desarrollo de una serie de instrucciones que permitían realizar cálculos en una versión rudimentaria de lo que hoy conocemos como ordenador.

Ada Augusta Byron nació el 10 de diciembre del 1815. Hija de Lord Byron, uno de los grandes poetas del romanticismo inglés y Annabella Milbanke, Ada Lovelace pudo tener una vida muy encaminada a la literatura, pero no fue así. Cuando apenas contaba con dos meses de edad sus padres se divorciaron y su madre comenzó a educarla lo más lejos posible de la literatura. Annabella pensaba que si acercaba a su hija a las ciencias, de alguna manera la estaría alejando de su padre. Ada Lovelace comenzó así a estudiar en la Universidad de Londres tutelada por August Morgan, el primer profesor de matemáticas de la institución.

Los estudios de Ada Lovelace en matemáticas y ciencias le permitieron deducir y prever la capacidad de los ordenadores para ir más allá de los simples cálculos numéricos. Científicos como Alan Turing o John Vonn Newmann se sirvieron de las aportaciones de Ada Lovelace en el campo de la informática para continuar y completar investigaciones en el campo de la computación, que todavía tienen vigencia en nuestros días.

Pero si por algo pasó a la historia de la informática Ada Lovelace fue por entrever las posibilidades de la máquina analítica de Charles Babbage, un artefacto capaz de ser programado para ejecutar algoritmos y resolver problemas. Ada Lovelace fue pionera en sus estudios y en su época, y aunque han sido varias las mujeres que han realizado aportaciones a este campo, sólo ella ha conseguido que un lenguaje de programación lleve su nombre.

Los trabajos de Ada Lovelace continúan vigentes en la actualidad, hasta el punto de que en importantes museos de informática, como el de San Diego se le continúa rindiendo tributo.

Su progresión en sus estudios se vio interrumpida por la maternidad. A los veinte años Ada Lovelace contrajo matrimonio con William King, Conde de Lovelace. Nace de ahí el nombre de Lady Ada Lovelace, por el que es conocida en la actualidad. A su lado tuvo tres hijos: Bryon Noel Byron, Annabella y Ralph Gordon. Ada Lovelace murió de cáncer el 27 de novibmre de 1852.

El salto a la máquina analítica

Ada Lovelace comenzó a trabajar con el matemático y científico inglés Charles Babbage a los dieciocho años. El hombre que inventó la primera computadora se quedó impresionado con la forma en la que Ada Lovelace comprendía el funcionamiento de su máquina analítica y empezó a trabajar con él, primero como discípula y más tarde como colaboradora.

Sin embargo, en la época victoriana en la que vivían estaba mal visto que una mujer se implicase en temas de esa índole, y por eso el propio Babbage nombraba a Ada Lovelace en sus publicaciones como una simple transcriptora.

La máquina analítica en la que ambos trabajaron estaba pensada para que pudiera ser programada para ejecutar diferentes algoritmos y resolver cualquier clase de problema. Mientras realizaba estos trabajos, Ada Lovelace concibió algo a lo que luego llamaría «un plan» capaz de hacer que la máquina ideada por su tutor pudiese ser reconfigurada para calcular números de Bernoulli a través del uso de tarjetas perforadas.

En la actualidad ese «plan» está considerado como el primer programa de ordenador, por lo que Ada Lovelace es considerada como la primera persona en describir un lenguaje de programación, incluso cien años antes de que se fabricase el primer ordenador.

«Esta máquina puede hacer cualquier cosa que sepamos cómo ordenarle que la ejecute...», dijo Ada Lovelace en relación a la máquina que estaba estudiando. Y no se equivocaba.

Ada Lovelace aportó a la informática conceptos como «bucle» (grupo de instrucciones que se ejecutan varias veces o «subrutina» (trozo de programa que puede ser invocado cuando se necesita de él).

Consciente de que sus aportes no serían apreciados hasta muchos años después, Ada Lovelace reunió sus apuntes, los enriqueció con demostraciones y análisis y los publicó con las iniciales A.A.L. En 1983 escribió un artículo en el que se incluían demostraciones de cómo calcular funciones trigonométricas con variables y los programas necesarios para que la máquina analítica los hiciese funcionar.

Ada Lovelace tiene también un día propio en el calendario: el 16 de octubre. El día de Ada Lovelace rinde homenaje a todas aquellas mujeres del ámbito internacional que han contribuido con esfuerzo y pocas alabanzas en el campo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Votación
26 votos

Ada Lovelace, se convirtió en la madre de la informática de la mano de Charles Babbage