Ikea se disculpa por fabricar muebles en cárceles de la Alemania comunista

Presos políticos trabajaron en la producción de piezas para la cadena sueca hace 30 años


Ikea se ha disculpado públicamente por haber producido piezas para sus artículos en la extinta República Democrática Alemana (RDA) con la ayuda de presos políticos del régimen comunista.

«Lamentamos extraordinariamente que eso sucediera», dijo hoy en Berlín la ejecutiva de Ikea Jeanette Skjelmose, con motivo de la presentación de un informe sobre las actividades de la cadena sueca en la desaparecida RDA. El estudio, encargado por la propia marca internacionalmente conocida, ha sido elaborado por la empresa de auditoría Ernst & Young, y en el mismo se destaca que presos políticos germanoorientales trabajaron en la producción de piezas para muebles de Ikea hace entre 25 y 30 años.

La cadena sueca de muebles Ikea anunció ya en junio la apertura de una investigación externa independiente y de la habilitación de una línea telefónica especial para esclarecer las acusaciones de que empleó presos de la Alemania Oriental para su producción. La iniciativa de la cadena de muebles sueca se produjo después de que antiguos presos en la Alemania comunista declararan que tuvieron que producir en la cárcel artículos para Ikea.

Entonces salió ya a la luz que la compañía escandinava suscribió a finales de los años ochenta un acuerdo con las autoridades de la RDA a raíz del cual intervinieron en la producción de sus artículos presos políticos germanoorientales. El acuerdo fue suscrito en septiembre de 1987, dos años antes de la caída del Muro de Berlín, por dos empresas de la RDA con «Ikea Trading Berlín», una delegación de la empresa sueca en la entonces ciudad dividida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags

Ikea se disculpa por fabricar muebles en cárceles de la Alemania comunista