La extraña calculadora de las manifestaciones

Repaso a las protestas más multitudinarias de los últimos años, ante la controversia generada por las cifras de la huelga general

a

El baile de cifras en la manifestación de ayer en Madrid fue el último episodio de una larga serie. Cada vez que se produce una gran concentración en la capital de España, la guerra de números se maneja según intereses partidistas e ideológicos. Haciendo un repaso por las marchas más importantes de los últimos años, se puede comprobar como, según convenga, unos ven decenas de miles donde otros ven millones de personas. Allá van varias muestras.

Secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco

Solo la barbarie etarra logró poner de acuerdo a todos. El 14 de julio de 1997, más de un millón y medio de personas protestaron en Madrid por el secuestro y posterior asesinato del concejal del PP en Ermua. Todas las fuentes coincidieron en la que, a juicio de muchos, fue la mayor protesta de la historia en España.

No a la guerra

El sábado 15 de febrero de 2003, cuando ya sonaban los tambores de guerra en Irak, millones de personas se echaron a la calle en todo el mundo. En Madrid, según los organizadores, fueron más de un millón de asistentes, que la Delegación del Gobierno de Aznar redujo a 660.000.

Contra la LOE de Zapatero

Poco más de un año después de subir al Gobierno, Zapatero se enfrentó a su primera gran protesta. Varias asociaciones de padres, como la Concapa, apoyadas por la Conferencia Episcopal, convocaron, según ellos, a dos millones de personas en Madrid para protestar contra la LOE. Según la Comunidad de Madrid, gobernada entonces por el PP, fueron un millón y medio. La Delegación del Gobierno socialista la redujo a 407.000.

Misa de la Familia de 2008

También se celebró en la plaza de Colón, el mismo lugar de la manifestación de ayer. La eucaristía pronunciada por Rouco Varela fue secundada por un millón de personas, según la Conferencia Episcopal. La Delegación de Gobierno, en manos del PSOE, lo dejó en 60.000.

Contra el aborto

El 17 de octubre de 2009 tuvo lugar en Madrid una gran manifestación de las organizaciones pro-vida, a raíz de la reforma del aborto anunciada por Zapatero. La marcha, a la que asistieron dirigentes del PP y fue organizada por 42 asociaciones, contó con 1.500.000 personas, según los convocantes. La Comunidad de Madrid habló de 1,2 millones, mientras que la Delegación del Gobierno dejó la cifra en 300.000. Según, la empresa de medición Lynce, que realizó desde entonces cálculos en varas marchas, había tan solo 55.500 personas.

Orgullo gay

Lynce también midió en Madrid la marcha del Orgullo Gay del 3 de julio de 2010. Los organizadores afirmaron que habían acudido un millón de personas. Sin embargo, la empresa habló de 51.500, cifras parecidas a las que manejó la Delegación del Gobierno.

Asociación de Víctimas del Terrorismo

Ante la próxima celebración de las elecciones municipales de 2011, la AVT salió a la calle para exigir al Gobierno del PSOE que impidiese la presencia de ETA en los comicios. Según los organizadores, había 200.000 personas. Lynce los redujo a algo menos de 20.000.

Huelga general

La última controversia tuvo lugar ayer, con motivo de la huelga general. En la gran manifestación de Madrid, los sindicatos hablaron de cerca de un millón de personas en los alrededores de la plaza de Colón. La Delegación del Gobierno cifró en 35.000 los asistentes, una cifra parecida a la de ciudades como Ferrol y muy inferior a las marchas de A Coruña o Vigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La extraña calculadora de las manifestaciones