Manuel Maceiras: «Seguimos diciendo que el hombre conduce mejor, y no es cierto»

Las autoescuelas gallegas insisten en formar conductores «responsables»


Una parte del problema está detectada y hay que corregirla: a la hora de sacarse la teórica, los hombres apenas pisan la autoescuela. Memorizan ochocientas preguntas para luego contestar mecánicamente. Las mujeres sí acuden al aula. Y eso se traduce en mayor concienciación y, consecuentemente, en más seguridad. Profesionales como Manuel Maceiras Barallobre (Oleiros, 1954), responsable de formación de las autoescuelas gallegas, abogan por la asistencia obligatoria a las clases y aplauden que la base de datos de preguntas aumente hasta las 15.000; en ello nos va la vida.

-¿Nos formamos de distinto modo según el lugar?

-Algo hay, y no debería ser. El nivel de exigencia que realiza la Jefatura Provincial de Tráfico es lo que marca el nivel. Pero no es lo mismo prepararse en Foz que hacerlo en el centro de Vigo o A Coruña.

-Y ahora viene la DGT y nos dice que la teórica era muy fácil y que la van a complicar...

-Es una vieja reivindicación de la Confederación Nacional y de la Federación Gallega. Pero no se trata de poner el examen más difícil, sino de variar el sistema. Llevo 36 años de profesor y, hasta ahora, siempre era lo mismo: tú te memorizabas una serie de preguntas que no eran demasiado complicadas y aprobabas el teórico. Ahora, se amplía la base de datos en 15.000 preguntas, con tres respuestas posibles y solo una correcta, ojo, no hay multirrespuesta. Desde que entró en vigor el permiso por puntos y se pusieron en marcha los cursos de sensibilización vial, con asistencia obligatoria, aprovechamos para hablar a los alumnos de los factores de riesgo. No se trata de que memoricen, sino de que tomen conciencia de las graves consecuencias de los accidentes. Con ese punto de partida, queremos que la asistencia a las clases teóricas sea obligatoria.

-¿Tanta diferencia hay entre hombres y mujeres a la hora de sacarse la teórica?

-Sí, los hombres memorizan, hacen sus test en casa y tienen prisa por ir al examen. Hay una diferencia brutal. Los chicos hablan de la potencia de los vehículos, de las habilidades; ellas vienen a las clases, son más formales y cumplen más las normas. Yo dirijo el centro de permiso por puntos de A Coruña y entre el 90 y el 99 % de los incumplidores son varones. Seguimos diciendo que el hombre conduce mejor, cuando no es cierto. Una persona que conduce mejor es la que conoce los factores de riesgo y es responsable. Y nosotros queremos hacer conductores que sean responsables.

-Viendo lo que se ve en la carretera, tiene usted que sufrir mucho al volante...

-No sufro mucho, sufro muchísimo. Sobre todo cuando escucho a los padres, a la gente mayor, presumiendo de ponerse de aquí a Madrid en cuatro horas; de no utilizar el cinturón; de que les quedan pocos puntos... Contra eso, yo solo puedo aportar mi granito de arena a las personas que me escuchan en los cursos de sensibilización.

nacho.miras@lavoz.es

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Manuel Maceiras: «Seguimos diciendo que el hombre conduce mejor, y no es cierto»