Un socio de gobierno de Merkel se fuma un porro en directo

Martin Lindner, del FDP, consumió un cigarro de marihuana en un programa de televisión a instancias del presentador

Martin Lindner, socio de gobierno de Merkel, se fuma un porro en directo

La imagen de rigidez que rodea a los políticos alemanes tembló hoy con una escena inédita: la de un diputado del Partido Liberal (FDP), socio en la coalición de gobierno de Angela Merkel, fumando un «porro» de marihuana en televisión.

El escándalo fue protagonizado por Martin Lindner, vicejefe de la fracción parlamentaria del FDP, durante un «Late-Show» emitido la noche del jueves en la cadena Tele 5.

La extraña situación comienza cuando el presentador ofrece un «porro» a Lindner. El político conservador, que está ataviado con un traje oscuro y peinado pulcramente con gomina, lo huele con escepticismo y asegura: «No es de verdad».

El moderador lo reta entonces a probarlo y ambos salen a un balcón del estudio, Lindner lo enciende y, tras un larga calada, concluye: «En efecto, ¡es real!».

«Es un programa en tono de broma», se explicó luego en diálogo con la agencia Dpa. «La verdad es que no puedo decir si (el cigarrillo) tenía algo. En todo caso, no tuvo un gran efecto». El presentador Benjamin von Stuckrad-Barre zanjó la duda: «El 'porro' era real».

Lindner, de 48 años, lleva tiempo trabajando por la legalización de drogas blandas como la marihuana. Contradice así la postura oficial de su propio partido y la del gobierno de Merkel, que hoy se apresuraron a tomar distancia de la provocación.

«El cannabis es una droga ilegal prohibida en la legislación de estupefacientes», señaló Mechthild Dykmans, responsable de políticas antidrogas del gobierno y miembro del FDP. «Banalizar públicamente el consumo de marihuana envía un mensaje totalmente erróneo».

La oposición consideró en cambio que la escena, grabada un día antes de salir al aire, no se debe a un desliz, sino a una cuidada estrategia de los liberales para remontar su grave crisis de popularidad y su caída en las encuestas.

«Lindner quiere establecer al FDP como un partido divertido», dijo Angelika Graf, portavoz de políticas contra la droga de los socialdemócratas (SPD).

Dejando de lado su objetivo concreto, lo indudable es que Lindner logró llamar la atención de todo el país, como si la prensa alemana hubiese sufrido los efectos de esa simple calada y olvidado por un día los temas habituales de crisis, deuda y ayudas europeas.

La foto de Lindner con el «porro» en la boca figura en portada del diario Bild, el más leído de Europa, los informativos repiten una y otra vez el video y los medios online alternan comentarios jocosos con debates sobre el consumo de marihuana, no penado en Alemania.

En un artículo titulado «El capitalista del porro», el prestigioso «Süddeutsche Zeitung» califica al político como «un neoliberal snob» que habla sobre economía y actúa «como si hubiese visto demasiadas veces 'Wall Street'».

Sin embargo, la fama de provocador de Lindner no es nueva. Un político del partido La Izquierda lo acusó en mayo de «tocarse los testículos» cada vez que habla una mujer en el Parlamento.

El tema también fue un éxito en las redes sociales. «Lo que hace un político por salir en televisión», reflexionó un usuario en Twitter. Otro se tomó el escándalo con humor: «Lindner se fumó un 'canuto'. Lo entiendo. Yo tampoco soportaría la política sin eso».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos

Un socio de gobierno de Merkel se fuma un porro en directo