Las aceiteras anuncian demandas contra la OCU por su informe

La organización de consumidores denunció que once marcas de aceite de oliva engañan al consumidor


Las aceiteras Maeva, Hojiblanca, Arteoliva, Acesur y otros operadores del sector han echado por tierra el análisis realizado por la organización de consumidores OCU en el que asegura que existe un «engaño económico» del etiquetado, y dos de ellas han anunciado que demandarán a la organización.

La Organización de Consumidores y Usuarios daba a conocer ayer un estudio en el que revelaba que nueve marcas de aceite de oliva «engañan» al consumidor al vender un aceite etiquetado como «extra» cuando sólo es «virgen», y por lo tanto a un precio superior al que le corresponde, y que las enseñas de Maeva y Olilán no son aptas para la venta, al ser aceites lampantes.

Entre las que no aconseja -porque se venderían como virgen extra siendo sólo virgen, según la organización de consumidores-, la OCU cita a los de marca Eroski, Hojiblanca, Coosur, Ybarra, Consum, Arteoliva, Condis, Oli Sone (Lidl) y Aliada (El Corte Inglés), a los que añade Sabor y Origen (M), aunque en este último caso, dice que se vende correctamente como aceite de oliva virgen.

Hojiblanca y Arteoliva han asegurado que demandarán a la OCU por los daños causados y, junto a ellas, firmas como Aceites Maeva, Acesur o Aliada han mostrado su disconformidad con el informe de la OCU y han rebatido estos datos con los análisis de laboratorios independientes en los que se acredita que las categorías de aceite están conformes con la calidad etiquetada.

Para la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), el estudio «presenta de forma alarmista unas conclusiones faltas de rigor obtenidas de unas muestras mínimas y sin respetar todas las normativas legales». Ha mostrado su confianza en que los resultados de este estudio «no sean tomados como una representación real de los productos de reconocidas marcas españolas que llevan años trabajando para llevar a los hogares un aceite de calidad».

El Grupo Hojiblanca (Antequera, Málaga) ha recordado que tienen todas las pruebas de que no utilizó en su estudio los procedimientos legales y su director general, Antonio Luque, ha expresado su «indignación» e «impotencia» porque la OCU no ha aceptado razonar cuando les advirtieron de que el informe no había seguido el reglamento legal de la Unión Europea (UE).

Por su parte, Arteoliva ha apuntado numerosas irregularidades y errores en este estudio de la OCU y su consejero-secretario, Felipe Silvela, ha advertido del daño que «puede ser irreparable» para empresas que como la suya llevan años trabajando por la calidad y adaptando las certificaciones más exigentes a nivel internacional.

Grupo Acesur (Dos Hermanas, Sevilla) ha denunciado que la OCU no reflejó los resultados contrastados, ni los oficiales que se le facilitaron y que publicó datos «no ajustados a la realidad», que puede provocar una «desinformación real» y confundir al consumidor.

Aceites Maeva ha considerado que para la elaboración del informe «no han sido respetadas» las observaciones que indica el etiquetado del producto, es decir, «conservar en lugar fresco, seco y alejado de la luz», según resaltó en un comunicado remitido a Efeagro.

El representante del Comité Consultivo de Aceite de Oliva de la Unión Europea y, a su vez, secretario general de Asaja-Sevilla, Eduardo Martín, ha pedido a la Junta de Andalucía que refuerce los controles y aplique sanciones cuando detecte incumplimientos. En opinión de Martín, es exigible que no se produzcan situaciones anómalas en la venta de los aceites, porque va en perjuicio del consumidor y de los propios productores, cooperativas, almazaras o industriales «que hacen bien las cosas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Las aceiteras anuncian demandas contra la OCU por su informe