Incidencia desigual en la primera jornada de huelga en la educación

En Galicia, el respaldo en bachillerato fue mayoritario y menor en ESO

En algunos institutos los alumnos se movilizaron con pancartas para pedir que paren los recortes.
En algunos institutos los alumnos se movilizaron con pancartas para pedir que paren los recortes.

santiago / la voz

La primera de las tres jornadas de huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes en contra de los recortes educativos y de la reforma de la LOE ha servido para calentar motores. El Ministerio cifra la incidencia en un 20 % y el propio sindicato en más de un 70 % -en Galicia sube al 85 %-. Lo cierto es que en los institutos gallegos hubo muchos pupitres vacíos. Bachillerato fue la etapa que más respaldó el paro. En el Ánxel Fole de Lugo la cifra subió al 70 % en esta etapa; en el IES As Fontiñas de Santiago al 75 % en bachillerato y al 80 % en ciclos formativos; y en el Pontepedriña, también de la capital gallega, el paro fue masivo en esta etapa posobligatoria. En el Salvador de Madariaga de A Coruña, por ejemplo, y pese a que contaban con un mayor seguimiento, «faltaron bastantes más de la mitad», explicó su director.

Sin embargo, la de ayer parece que fue una jornada de preparativos, y de hecho hay institutos que no fueron a la huelga y hoy la secundarán masivamente. «Hoxe non houbo -por ayer- pero a lista de alumnado que trouxo o xustificante para faltar mañá é moi ampla», explica el director del Torrente Ballester en Pontevedra. En el IES O Couto, en Ourense, y en el Politécnico de Vigo dan la misma respuesta, ayer hubo un menor seguimiento y hoy se esperan más paros. De hecho es esta mañana cuando se celebrarán numerosas manifestaciones en distintos puntos de España, que en Galicia han sido apoyadas también por las organizaciones nacionalistas. La última jornada, la de mañana, será la primera que cuente con el respaldo de las confederaciones de APA públicas, que han hecho un llamamiento a las familias para dejar vacíos los centros educativos «para defender los derechos de nuestros niños y niñas».

Siguen las críticas a Wert

Precisamente este respaldo de la Ceapa encendió aún más la polémica con el ministro de Educación, José Ignacio Wert, al considerar este que es insólito que los padres apoyen una huelga de extrema izquierda y el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, decía ayer: «en mi juventud, las huelgas «las organizaban los de Batasuna». Las reacciones no se hicieron esperar y el secretario general del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, señalaba ayer que lo insólito «es que un pedante de extrema derecha sea ministro de Educación». No ha sido el único. Los grupos parlamentarios de PSOE e IU en el Congreso han pedido la dimisión de Wert «por estar inhabilitado» para el cargo porque es un problema para la comunidad educativa.

«Es realmente insólito que un pedante de extrema derecha sea ministro de Educación»

Tomás Gómez

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
3 votos

Incidencia desigual en la primera jornada de huelga en la educación