«En Galicia vivimos bien»

Los primeros gitanos se asentaron aquí hace 206 años; hoy son 20.000


Un tipo que regala abrazos de siete leguas tenía que llevar, necesariamente, un nombre grande. Sinaí Giménez Jiménez («la primera con G, la segunda con J» -se apresura a aclarar- (Teis, Vigo, 1981) desciende de la familia de los Paulos, los primeros que se asentaron en Galicia hace 206 años; hoy son 20.000. El futbolista que llevaba dentro el nieto del señor Juan se quedó por el camino y se transmutó en empresario y preside de la Asociación del Pueblo Gitano.

-¿El siglo XXI será el de la integración definitiva entre gitanos y payos?

-Ahí estamos. Yo me he criado entre payos. Hasta que cumplí los quince apenas conocí a los gitanos. La cultura gitana es completamente compatible con cualquier otra, es una cuestión de respeto mutuo. El problema es que algunos comportamientos no son buenos, por parte de los gitanos, y tampoco lo son por parte de las personas payas. Pero son situaciones puntuales. En líneas generales, el pueblo gitano vive bien en Galicia, estamos integrados, convivimos sin problemas.

-Pero, y corríjame si me equivoco, da la impresión de que juntos, sí, pero no revueltos...

-A nivel familiar nos volcamos más con los nuestros, somos una piña, ya lo ves cuando alguno está enfermo, en el hospital, en una boda, en un entierro, allá estamos todos. Pero, en el día a día, en tu profesión y con tus amigos, claro que nos mezclamos. Gracias a Dios, los años ochenta pasaron. Y las nuevas generaciones están más integradas sin dejar de mantener intacta la cultura gitana. Pero es muy importante que se trabaje en esa dirección desde la infancia.

-¿Qué le parece el reality que va a estrenar Cuatro, «Palabra de gitano»?

-Todo lo que contribuya a resaltar la imagen positiva del pueblo gitano es interesante. El problema son otros programas, como Callejeros o alguno de ese estilo, que se centran en el lado oscuro únicamente. Y no todos somos iguales.

-Oiga, vienen las elecciones. En las anteriores, usted apoyó a Feijoo. ¿Ha cumplido?

-A Feijoo lo considero un amigo. En su momento entendí que era bueno que fuese presidente. Pero sí es cierto que ya no es aquel Alberto Núñez que yo conocí. Esperábamos más de lo que hemos recibido en estos últimos cuatro años. Creo que Mario Conde va a ser la sorpresa y que el Gobierno de Galicia va a depender de lo que saque.

-¿Los gitanos son participativos a la hora de votar?

-Antiguamente no. Pero en los últimos doce años hemos tratado de inculcar a la población gitana que también somos ciudadanos gallegos y que los votos hacen cambiar Gobiernos. Y ahora la gente acude más.

-Con lo bueno que era usted dándole patadas al balón, ¿cómo no siguió?

-Jugué muchos años en el Club Deportivo A Guía, incluso hice pruebas en el Celta. Pero empecé a asumir cargos ya de muy joven. A veces pierdes muchas cosas por estar al lado de la familia. Pero toda mi vida he sido un gran deportista: fútbol, culturismo, natación... El trabajo me ha hecho perder un poco la línea [carcajada], pero estoy tratando de ponerle remedio. Y sigo siendo del Real Madrid sobre todas las cosas.

-¿No le tienta hacer carrera política? Tiene labia, presencia, contactos...

-Si me ficha algún partido... me iría con Mario Conde.

nacho.miras@lavoz.es

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«En Galicia vivimos bien»