El obispo de San Sebastián pide a los ciudadanos que donen una paga extra a los desfavorecidos

José Ignacio Munilla cree que la crisis económica es consecuencia de «un pecado del que todos hemos sido cómplices»


El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha pedido hoy a los ciudadanos que hagan un «esfuerzo solidario» y donen una paga extra en favor de los más desfavorecidos por la crisis económica que, en su opinión, es consecuencia de un «pecado» del que «todos» somos «cómplices».

El prelado donostiarra ha centrado su homilía de la festividad de San Ignacio en la Basílica de Loyola de Azpeitia en la crisis económica y en la «grave situación» que atraviesan «muchos sectores» de la población, y ha pedido a los católicos y a las personas que se sientan interpeladas por esta situación que donen una de sus pagas extraordinarias o que, en la medida de sus posibilidades, hagan un donativo puntual, por ejemplo, un día de sueldo al mes.

En su opinión, «en la medida en que Occidente ha ido perdiendo sus raíces cristianas, ha invertido sus valores, colocando el 'tener' por encima del 'ser'». «Éste ha sido el motivo último por el que ahora nuestra sociedad se encuentra al borde de la quiebra. Una sociedad que coloca el 'tener' por encima del 'ser', se encamina hacia un consumismo sin límites por las sendas de un despilfarro irracional», lamenta.

Las críticas del obispo se extienden a las administraciones que, a su juicio, de forma bastante generalizada han gastado «el dinero que no tenían endeudando a las instituciones y comprometiendo el futuro de las generaciones venideras». También denuncia la actitud de bancos, cajas de ahorros e instituciones financieras por sustentar sus «escandalosos beneficios» sobre unos cimientos de una «economía irreal», al tiempo que califica de «inmorales» los sueldos con los que «fueron blindados» sus consejos de administración.

No obstante, José Ignacio Munilla insiste en que «no se trata solamente de mirar hacia arriba», hacia los que han llevado «las riendas de la economía», ya que «estamos ante un pecado del que todos hemos sido cómplices». «También nosotros hemos comprado lo que no necesitábamos, pagando con un dinero que no teníamos, construyendo un modelo de sociedad contraria a los valores del Reino de Dios. Tenemos que reconocer que hasta en los niveles más populares se le había otorgado carta de ciudadanía al fraude fiscal. Sisar a Hacienda parecía estar fuera del campo moral», asegura Munilla.

El obispo donostiarra cree que salir de esta situación requiere «un sacrificio colectivo» y pide a los católicos y a las personas que se sientan interpeladas por esta situación que donen una «paga extra en favor de los más afectados por la crisis». Ha desvelado que él ya ha dirigido esta misma invitación a los sacerdotes de la diócesis de San Sebastián, así como a los colaboradores y trabajadores ligados a la tarea pastoral de la Iglesia.Munilla ha dicho que el próximo mes de septiembre presentará en una comparecencia de prensa esta iniciativa, que ha decidido adelantar antes de las vacaciones estivales para que sea tenida en cuenta y «seamos más austeros en nuestros gastos de estos días».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El obispo de San Sebastián pide a los ciudadanos que donen una paga extra a los desfavorecidos