Gallardón aviva la polémica del aborto al anular el daño en el feto

La retirada del supuesto hará que la ley sea más restrictiva que la de 1984


redacción / la voz

De «progreso histórico» a «vuelta a la clandestinidad», «regreso al franquismo» o «camino a la locura». El nuevo globo sonda lanzado ayer por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz- Gallardón, sobre la última modificación que pretende introducir a la actual ley del aborto no ha dejado indiferente a nadie y ha avivado la polémica entre los defensores y los detractores de la interrupción del embarazo. Si lo que Ruiz-Gallardón anunció ayer en una entrevista concedida al diario La Razón se materializa en la reforma legislativa que prepara el Gobierno, la malformación del feto dejará de convertirse en un supuesto para poder abortar, con lo que incluso se endurece la primera ley de 1984, que incluía esta excepción. La vieja norma impulsada por Felipe González fue cambiada por el anterior Gobierno de Zapatero para introducir más garantías a las mujeres y permitir que las menores de edad pudieran someterse a la operación sin permiso paterno. Gallardón ya había avanzado en varias ocasiones que anularía esta ley, pero hasta ahora nunca se había atrevido a modificar ninguno de los supuestos que aún permanecían en vigor desde 1984: riesgo de muerte para la madre y graves anomalías en el feto.

«El mismo nivel de protección que se da a un concebido sin ningún tipo de minusvalía o malformación debe darse a aquel del que se constate que carece de algunas de las capacidades que tienen el resto de los concebidos», expuso el ministro de Justicia, quien destacó: «Me parece éticamente inconcebible que hayamos estado conviviendo tanto tiempo con esta legislación».

Sin fecha

Lo que no ha hecho el ministro es concretar cuándo la reforma se llevará al Consejo de Ministros para luego presentarla en el Parlamento, pese a que en los últimos meses anunció en reiteradas ocasiones su intención de endurecer la legislación vigente, empezando por anular la posibilidad de que una chica de 16 años pueda abortar sin informar de ello a sus padres.

La propuesta de Gallardón se encontró con el rechazo de los partidos de la izquierda y de las mujeres progresistas, mientras que encontró el apoyo de las asociaciones de defensa de la vida y de colectivos de discapacitados.

Para la secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, eliminar el actual supuesto supone la «amenaza de una penalización total» que retrotraerá a las mujeres a la «clandestinidad». Para la vicesecretaria general, Elena Valenciano, es regresar a «la hipócrita España de los setenta».

«No entiendo que se desproteja al concebido por el hecho de tener una minusvalía»

Alberto Ruiz-Gallardón

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Gallardón aviva la polémica del aborto al anular el daño en el feto