La UE cierra treinta años de negociaciones para lograr la patente única europea

La sede del tribunal central estará en París, mientras Reino Unido y Alemania contarán con emplazamientos importantes

efe

Los líderes de la UE llegaron ayer a un acuerdo final sobre la patente única europea, un dossier que se ha negociado durante los últimos 30 años y que finalmente se ha resuelto mediante una decisión salomónica. La sede del tribunal central, que se disputaban Londres, París y Múnich, estará en la capital francesa, aunque Reino Unido y Alemania han sido compensados con otros emplazamientos importantes.

La ubicación ha sido el último y más complicado escollo en las negociaciones, de las que hace más de un año se desentendió España e Italia por el régimen lingüístico. Y es que, a pesar de que la patente europea permitirá a los inventores presentar sus solicitudes en cualquier lengua, emitirá las nuevas licencias comunitarias en solo tres idiomas: inglés, francés y alemán.

La primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, cuyo país preside la UE este semestre, ha resaltado la importancia histórica de un acuerdo que se «llevaba 30 años negociando».

«La aprobación de la patente supone ahora que las empresas solo tendrán que dirigirse a un solo sitio para solicitar una patente», añadió.

El comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, subrayó que a partir de ahora y con el nuevo acuerdo las empresas del continente ganarán territorio «frente a China y Estados Unidos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La UE cierra treinta años de negociaciones para lograr la patente única europea