Kodak tuvo durante años un pequeño reactor nuclear en su sede de Nueva York

EFE

SOCIEDAD

Ni las autoridades de Rochester, donde se asentaba la sede, ni los vecinos tuvieron nunca noticia del aparato, sepultado en un búnker con unos muros de 60 centímetros de grosor

14 may 2012 . Actualizado a las 21:03 h.

Kodak albergó durante treinta años un reactor nuclear del tamaño de un refrigerador en su sede central de Rochester, en el estado de Nueva York, que utilizó para experimentar con técnicas de revelado y sustancias químicas, según medios locales.

El reactor se hallaba en una cámara subterránea, bajo uno de los edificios de Kodak, y tenía más de un kilo de uranio altamente enriquecido, componente en la fabricación de armas nucleares, que fue retirado en contenedores de máxima seguridad en 2007, dice hoy el periódico local Democrat and Chronicle.

La existencia del reactor aparecía consignada en varios documentos federales, pero no se especificaba su localización exacta, por lo que ni las autoridades de Rochester ni los vecinos tuvieron nunca noticia del aparato, sepultado en un búnker tras unos muros de cemento de 60 centímetros de grosor.