El World Trade Center vuelve a ser el rascacielos más alto de Nueva York

El edificio, construido en la emblemática zona cero, ha superado los 381 metros de altura del Empire State


Nueva York se prepara para dar la bienvenida al que a partir de este lunes se convierte en el rascacielos más alto de la ciudad, el principal edificio del nuevo World Trade Center (WTC), que al final del día sobrepase la altura del emblemático Empire State.

«Ha tardado mucho tiempo, pero ésta es probablemente la construcción más complicada del mundo y creo que lo que hemos demostrado es que la democracia funciona, hemos podido dejar que mucha gente diferente participase en la toma de decisiones», dijo el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, en una rueda de prensa.

Está previsto que esta tarde la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, a cargo de la construcción, anuncie que la Torre 1 del nuevo World Trade Center ha superado los 381 metros de altura del hasta ahora mayor rascacielos de Nueva York, el Empire State.

También conocido como Torre de la Libertad, este edificio se impondrá así en el paisaje urbano de la Gran Manzana sobre el Empire State, un edificio art déco construido en 1931 que ha sido el mayor rascacielos de la ciudad desde que los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 destruyeron las Torres Gemelas.

Una página web earthcam.com, que instaló una cámara que ha ido captando todo el proceso de reconstrucción de la zona cero desde aquellos atentados que acabaron con la vida de casi 3.000 personas, ofrece un vídeo para ver cómo se ha ido levantando esta torre hasta llegar a ser la más alta de la ciudad.

Una vez esté completada, previsiblemente hacia finales de 2013 o principios de 2014, la Torre 1 del World Trade Center dominará el horizonte neoyorquino con sus 104 pisos y 541 metros de altura, que equivale 1.776 pies, una cifra simbólica porque ése fue el año que Estados Unidos se independizó formalmente del Imperio Británico.

Además, el rascacielos contará con una azotea situada a una altura de 417 metros, exactamente la misma que tenían las Torres Gemelas, que hasta que fueron destruidas por los ataques terroristas de al Qaeda el 11-S eran las más altas de la Gran Manzana desde su construcción en 1972.

El 55 por ciento del espacio de oficinas de la Torre 1 del WTC ya tiene inquilinos, entre los que destaca la editorial Condé Nast, propietaria de cabeceras como The New Yorker o Vanity Fair, que firmó el año pasado un acuerdo para alquilar durante 25 años una tercera parte del edificio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

El World Trade Center vuelve a ser el rascacielos más alto de Nueva York