El sector educativo vaticina una primavera caliente

Sara Carreira Piñeiro
sara carreira REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

La plataforma para la enseñanza pública no descarta ninguna acción, incluso una marcha hacia Madrid

18 abr 2012 . Actualizado a las 17:33 h.

Los sindicatos y asociaciones de padres vaticinan que se espera una «primavera caliente» como contestación al último anuncio de recortes explicado por el ministro, José Ignacio Wert, a las comunidades autónomas.

Galicia, como otras zonas de España, ya aplica desde principio de curso un aumento de horas lectivas y hasta un período más largo que el propuesto por Wert para esperar a sustituir a un profesor de baja. Sin embargo, el secretario xeral de CIG Ensino, Anxo Louzao, cifra que este nuevo recorte costará unos 2.000 empleos, sobre todo de profesores interinos, que se sumarán a los 2.500 perdidos desde 1999. Muchos despistados estarán derivados del aumento de la ratio de alumnos, pero sobre todo por el recorte en el número de bachilleratos y ciclos formativos de FP -hasta ahora cada instituto estaba obligado a ofrecer dos modalidades, a partir de ahora con una es suficiente-, lo que en muchos puntos del rural «abocará ao alumnado a ter que desprazarse sen becas para poder estudar». Louzao finalizó diciendo que, «fronte este novo ataque ao ensino público, o Ministerio non propón ningunha medida para reducir os concertos educativos».

Por su parte, el sindicato ANPE cree que la reducción voluntaria de bachilleratos será lo que más afecte al rural gallego, y donde ahora hay dos aulas de quince o veinte alumnos se podrán unificar en una clase, con lo que supone de reducción de profesores por una parte y opciones para los jóvenes por otra.