Médicos y Sanidad rechazan que se pague por donar sangre

Una farmacéutica pedía que se remunere el plasma, para crear empleo

la voz las palmas efe redacción la voz
redacción / la voz

¿Debe autorizarse el pago de las donaciones de sangre para obtener derivados de plasma? España, al igual que la mayor parte de los países europeos, lo prohíbe desde el 2005, pero el presidente de la compañía Grifols, la primera empresa del mundo proveedora de plasma y la tercera productora de hemoderivados, ha abierto la caja de los truenos al pedir expresamente que se permita el pago por las donaciones como una forma de generar de 5.000 a 6.000 empleos en tiempo de crisis y como un alivio para los parados, que se podrían beneficiar de una cuota de entre 60 y 70 euros a la semana por ceder su plasma.

La propuesta, aunque fuentes de la empresa matizaron por la tarde que se trataba más bien de una «opinión» de su presidente, Víctor Grifols, ha generado la inmediata oposición de la Federación Española de Donantes de Sangre, de hematólogos y de la Organización Nacional de Trasplantes. ¿Por qué? Porque se rompe el principio de altruismo y solidaridad en la que está basado un sistema que funciona, porque rompe el principio ético de comerciar con el cuerpo humano y porque eleva el riesgo de infecciones contagiadas a través de la sangre. «Si yo vivo de donar mi sangre, es probable que oculte prácticas de riesgo que puedan contaminar la sangre», explica Guillermo Debén, hematólogo en el Chuac de A Coruña y expatrono del Centro de Transfusións de Galicia, en una opinión compartida por sus colegas. «Me parece una absoluta barbaridad», subraya Rafael Matesanz, coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes, quien recuerda, al igual que Debén, que si la epidemia del sida no tuvo una expansión mucho mayor aún fue porque a principios de los ochenta muchos Gobiernos decidieron que la donación de sangre fuese gratuita. «Si no se hubiese cortado la retribución, la epidemia del sida habría sido mucho más grave», señala. Y Debén lanza una advertencia de cara al futuro: «¿Quién nos dice que dentro de unos años no podremos tener otra epidemia semejante por otro virus? Todas las precauciones son pocas y el altruismo en las donaciones es una forma de minimizar el riesgo».

Martín Mancediño, presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre, rechazó «taxativamente» la propuesta porque no es «ético ni legal» comerciar con el cuerpo humano, mientras que el portavoz de la hermandad de donantes de A Coruña, José Manuel Otero, destaca que «la mejor forma de preservar la salud de la persona que va a recibir la sangre es la donación altruista».

Para Chano Vidán, presidente del Colegio de Médicos de A Coruña, el modelo español está basado en el «altruismo y la solidaridad y, además, funciona correctamente, por lo que lo mejor es no tocarlo».

Mayor riesgo de infecciones en países en los que se cobra

El presidente de Grifols, Víctor Grifols, explicó que la empresa tiene en Estados Unidos 147 centros de donación de plasma, donde la cesión sí es remunerada, y que si el modelo se traslada a España se podrían generar entre 5.000 y 6.000 empleos.

-¿Qué ocurre en otros países?

-La directiva europea del 2002 aboga por la donación altruista de la sangre, aunque no prohíbe expresamente el pago, lo que sí está recogido por decreto en España desde 1985. Así, en Alemania o Chequia se compatibiliza la donación altruista con el pago. En países de Asia, África y Sudamérica también se paga.

-¿Cuál es el riesgo?

-En los países en los que se paga, la mayoría en desarrollo, hay un mayor número de infecciones derivadas de las transfusiones de sangre. «Desde el momento en que muchos países renunciaron al pago y optaron por el altruismo, las infecciones se redujeron una barbaridad», constata el hematólogo Guillermo Debén.

-¿Por qué?

-Porque los donantes, antes de ceder su sangre, deben rellenar un cuestionario anónimo en el que exponen si han tenido prácticas de riesgo, como drogadicción o relaciones sexuales múltiples y poco seguras. Si una persona necesita el dinero, es más propensa a ocultar estos detalles que otra que lo hace por puro altruismo.

-¿No se controla?

-Sí, antes de utilizar la sangre donada se hace un test para comprobar su calidad. Pero hay un período en el que las infecciones aún están en fase latente y no se detectan en los test. Por lo tanto, si las donaciones de personas que ocultan prácticas de riesgo es mayor, el riesgo también aumenta.

-¿Por qué las farmacéuticas necesitan plasma?

-El plasma es la parte líquida de la sangre que la industria farmacéutica utiliza como materia prima para muchos derivados. El plasma que se obtiene del fraccionamiento de las donaciones de sangre convencionales no cubre estas necesidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Médicos y Sanidad rechazan que se pague por donar sangre